| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rodríguez Zapatero y Belarra aplaudiendo a Enrique Santiago en el Congreso
Rodríguez Zapatero y Belarra aplaudiendo a Enrique Santiago en el Congreso

Zapatero y Belarra rinden culto al líder del PCE por sus “labores de paz"

El expresidente del Gobierno y la ministra Belarra han aplaudido a Enrique Santiago por “intervenir” en el conflicto en Colombia mientras asesoraba a las FARC en Cuba

| Mr. Meme Opinión

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el enviado en numerosas ocasiones a Venezuela como “ojeador” electoral para hacer ver que los procesos electorales allí eran “democráticos”, ha homenajeado con honores al líder de los comunistas. 

Lo ha hecho ni más ni menos que en el Congreso de los Diputados, sede de la soberanía, y en compañía de la también comunista y secretaria general de Podemos, Ione Belarra. Ambos han aplaudido la figura del “jefazo” del Partido Comunista de España (PCE), Enrique Santiago, por ser un “fontanero de la paz”. Una cursilada más de la izquierda que no cesa en su intento de "autoridiculizarse" a diario. 

Zapatero y Belarra aplaudieron la figura del líder del PCE y provocaron una avalancha de críticas en las redes sociales. Y es que la figura de Santiago no es tan bonita como parece, ya no porque idolatre figuras asesinas como las de Lenin o Stalin, sino porque fue el asesor jurídico de los terroristas de las FARC para negociar en la Habana con el Gobierno colombiano. 

Unas negociaciones que, cuando parecía que iban a llegar a un acuerdo, el pueblo colombiano rechazó en referéndum, dejando el papel de Santiago en algo menos que anecdótico. Un asesoramiento que logró en parte por su carácter comunista, porque Santiago siempre se ha declarado un admirador de Castro, Chávez y Maduro. 

Algo que no es anecdótico: el líder del PCE y actual mano derecha de Yolanda Díaz, la vicepresidenta del Gobierno, comentó en una ocasión en la revista Mongolia, con sarcasmo y bilis, que si hubiera la posibilidad, optaría por repetir en el palacio de la Zarzuela lo que los revolucionarios rusos provocaron en julio de 1918 con el emperador zar y su familia.

Y esta persona ha recibido el aplauso y homenaje de políticos en el Congreso, casa de todos. Y, por supuesto, ha recibido la conmemoración del comunista estrella en la Cadena SER, Pablo Iglesias. En un tuit, el ex-coleta morada aprovecha para cargar contra Risto Mejide, ya que en su programa “Todo es mentira” confesó que no había sido un placer haberlo entrevistado. 

“El otro día un mediocre patético con gafas de sol trató de faltarle al respeto en la tele”, comenta en el tuit Iglesias. Porque Iglesias entiende que faltar al respeto es decir las verdades a la cara. Por supuesto, Iglesias y el resto de palmeros que fueron a rendir culto al comunista en el Congreso, han sido duramente criticados en Twitter: