| 16 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Begoña Gómez y Pedro Sánchez
Begoña Gómez y Pedro Sánchez

Revolución ante el posible chantaje a Sánchez por los negocios de su mujer

El medio francés “France Soir” deja ver que los negocios de la mujer del presidente serían el motivo del supuesto chantaje de Marruecos a Sánchez

| Mr. Meme Opinión

Desde que Pedro Sánchez decidió reconocer de forma unilateral, obviando a las Cortes españolas y a la oposición política, la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara, en lo que ha supuesto un bandazo diplomático y político histórico en nuestro país, muchos medios y analistas han ido señalando estas semanas que, detrás de esta decisión, hay un claro chantaje político de Rabat a Moncloa. 

Y es que el espionaje del teléfono del presidente del Gobierno podría haber sido fruto de ataques con Pegasus desde el Ejecutivo de Marruecos y, una vez obtenidos datos comprometedores de Sánchez, España quedaría a merced de los chantajes de una nación extranjera. Esta es solo una de las muchas hipótesis del bandazo del PSOE, pero desde luego es la que más se ha repetido. 

Y ahora, un medio francés, el “France Soir”, ha revelado que esta teoría podría ser la que esté detrás de esos movimientos de Sánchez. E incluso va más allá: la información comprometida que habría obtenido del teléfono de Sánchez el gobierno marroquí implicaría a los negocios presuntamente irregulares de su mujer, Begoña Gómez, según este medio francés.

“Entre las conversaciones telefónicas se encontrarían informaciones comprometedoras sobre la corrupción y el nepotismo de su Gobierno. Algunas de ellas implicarían a su mujer”, recoge expresamente el periódico francés, que descubriría así el motivo por el que Argelia ha roto los lazos diplomáticos con España, al estar enfrentada con Marruecos. 

Una información en un medio internacional que deja patente también que Sánchez ha moderado su discurso migratorio, ya que durante el intento de salto masivo de la valla de Melilla este viernes, en el que resultaron muertos al menos 23 migrantes, el presidente del Gobierno aplaudió la intervención policial marroquí.

Una intervención de Rabat para impedir el salto a la valla tremendamente represiva y agresiva, dejando decenas de muertos y que responde al “buen trato” que hay con Moncloa, debido sobre todo a ese giro diplomático con el Sáhara.

Eso sí, Ceuta y Melilla siguen sin ser territorio español reconocido por Marruecos y el Gobierno en su conjunto, por el momento, sigue sin exigir ante la OTAN (que esta semana se reúne precisamente en Madrid) que ambas ciudades autónomas pasen a ser reconocidas con un estatus concreto en la organización militar, como medida “extra” de protección. Solo lo ha hecho la parte socialista, maniatada, como siempre, a Unidas Podemos y su "antibelicismo" que condenará a España, paradógicamente, al enfrentamiento.