| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Calvo, encantada consigo misma
Carmen Calvo, encantada consigo misma

El espantoso ridículo viral de Carmen Calvo al hablar de Lorca en el teatro

La vicepresidenta, que fue ministra de Cultura, presume de haber visto una obra que es un monólogo reconociendo el trabajo de "actores y actrices".

| Mr. Meme Opinión

 

 

Cualquiera diría que la vicepresidenta Carmen Calvo fue en su día, con Zapatero, ministra de Cultura. Y cualquiera diría que vio la obra de teatro de la que, sin embargo, presumió en las redes sociales, afectadísima y emocionada... a pesar de las serias dudas existentes en torno a su presencia en el recinto.

Nos situamos: el actor Juan Diego Botto protagoniza, dirigido por Sergio Peris-Mencheta, la obra "Una noche sin luna" en el Teatro Español, un emocionante monólogo de un Federico García Lorca íntimo que diserta sobre la vida, recreando lo que el genio granadino podría haber dicho de seguir entre nosotros. Y esto fue lo que dijo al respecto doña Carmen, tan afectada ella:

 

 

Que el mismísimo director de la obra se viera obligado a contestarla, con cuatro palabras demoledoras, lo dice ya todo del postureo de la vicepresidenta, que deja varias preguntas en el aire. ¿De verdad vio la actuación de Botto? ¿O algún asesor le dijo que se emocionara muy fuerte con Lorca sin tener ni idea del montaje del que hablaba? La otra opción, que viera "actores y actrices" donde solo había una persona, le aconsejaría acudir a un oftalmólogo de urgencia.

 

Pero si la enfermedad fue mala, el remedio fue casi peor: Calvo no rectificó ni explicó nada; se limitó a borrar su mensaje y a escribir otro similar, sin metedura de pata, para quedarse luego tan pancha. ¿Quién dijo pudor o vergüenza ajena?, debió comentarse doña Carmen a sí misma:

 

 

Cabe recordar que la vicepresidenta es la misma dirigente que, al escuchar de un rival aquello de "Carmen Calvo dixit", le respondió molesta creyendo que la comparaban con los malditos roedores "Pixie y Dixie". Quizá con esos antecedentes se entienda mejor. Y casi puede darse con un canto en los dientes: si alguien le llega a nombrar a García Lorca, quizá hubiera aplaudido a "dos fantásticos actores en un dúo soberbio. Siempre García y siempre Lorca".