| 02 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Aena planea autoabastecerse con energía solar

El gestor aeroportuario ha anunciado que invertirá 350 millones en placas fotovoltaicas en los aeropuertos para generar su propia energía a partir de 2026. Serán más de 700 hectáreas.

| ESdiario Sostenibilidad

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena, quiere que los aeropuertos españoles sean los más sostenibles del mundo, y para ello ha anunciado una inversión de 350 millones de euros en placas fotovoltaicas hasta 2026. 

«Ello nos permitirá en 2026 autoabastecernos completamente de la energía que consumimos», ha señalado Lucena durante el encuentro ‘Desarrollo Sostenible y Oportunidades de los Territorios’ organizado por ‘Generación de Oportunidades’. En concreto, el operador destinará esta inversión en placas fotovoltaicas a 14 de sus 46 aeropuertos, lo que supone una superficie de más de 700 hectáreas.

Durante su intervención, Lucena ha resaltado que Aena es, dentro de las empresas de servicios, dejando a un lado Adif o Renfe, una de las compañías que más energía consume en España y «eso es una muestra de la velocidad a la que se hará la transición» en el sector aeroportuario.

«Aena será en 2026 neutra en emisiones y en 2040 va a ser emisiones cero, incluso antes», ha señalado Lucena, quien ha destacado que la sostenibilidad y la transición ecológica tendrán un coste y hay que lograr que se inserte dentro de ese círculo de crecimiento, inclusión y sostenibilidad.

«Necesitamos crecimiento económico para ser más inclusivos y además desde la perspectiva de la sostenibilidad, porque para llegar a 2050 con emisiones cero hay que asumir que esto no ha ocurrido nunca en la historia de la humanidad. Para ello necesitaremos unos volumenes monumentales de inversiones y para ello tendremos que crecer», ha señalado.

Además, según ha indicado, existe otro elemento imprescindible para la transición ecológica, que es la necesidad de desencadenar muchas innovaciones radicales que representen puntos de ruptura tecnológicos en los dintintos ámbitos de la tecnología y eso solo se consigue con crecimiento económico.

Lucena ha resaltado que casi siempre la vanguardia de estos cambios ha sido Europa. «Somos muy afortunados de estar en Europa, porque va a ser el área del mundo más exigente desde el punto de vista medioambiental», por lo que, según ha señalado, es una suerte y para las empresas un reto.

En concreto, ha explicado que el sector del transporte aéreo es de los que tienen la descarbonización más difícil, porque los ciclos de inversión son larguísimos y las exigencias en materia de seguridad son realmente impresionantes, frente a los aeropuertos que lo tienen más fácil.