| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Wisamo Michelin
Wisamo Michelin

Michelin crea velas hinchables para mejorar la eficiencia marítima

El fabricante galo ha presentado esta innovación en la cumbre mundial de movilidad Movin´On 2021. Gracias a la energía del viento, los cargueros pueden llegar a ahorrar un 20% de combustible

| Motor Lobby Sostenibilidad

El transporte marítimo es una de las actividades más contaminantes que existen. El incidente del canal de Suez recordó la importancia que tiene a nivel global, debido a que cerca del 90% del comercio mundial se transporta por agua. Un estudio realizado por la Comisión Europea afirmó que el sector es responsable de 940 millones de toneladas de CO2 al año y aproximadamente el 2,5 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, cifra bastante comparable con la del transporte aéreo.

Es por ello que el fabricante francés de neumáticos Michelin ha puesto a sus equipos de i+D a trabajar para ver como podían mitigar semejante dispendio, y el resultado ha sido el proyecto WISAMO, acrónimo de ‘Wing Sail Mobility’ un sistema destinado a complementar  los contaminantes motores diésel de los cargueros con una fuente de energía limpia y gratuita como la eólica por medio de una velas hinchables que se despliegan apretando un botón y que ayudan a los barcos a reducir su consumo total de combustible entre un 10% y un 20%.

Las velas se desplegarán y recogerán de forma automática gracias a la ayuda de un compresor de aire y un mástil telescópico que estarán situados en el interior, de esta manera, se tomará la forma deseada. Según los creadores, recogerá el viento de una manera más eficiente que una vela tradicional cuando esté plenamente hinchada y desplegada.

Michelín asegura que estas velas son muy fáciles de instalar tanto en grandes barcos como en pequeñas embarcaciones, aunque esté especialmente pensado para los buques de carga más grandes, como los petroleros.  Para llevar a cabo las primeras pruebas en el mar, se ha construido una vela de 100 metros cuadrados para instalarla en un velero bajo la supervisión del regatista francés Michel Desjoyeaux. Tendremos que esperar hasta 2022 para ver las velas en un buque de carga mercante.