| 18 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Hyundai V2X
Hyundai V2X

Hyundai amplía sus recargas con la tecnología Vehicle-to-Everything

Esta innovación tecnológica aumenta la integración en la sociedad de las energías renovables y los vehículos eléctricos de baterías reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles.

| Motor Lobby Sostenibilidad

Hyundai Motor está ampliando su oferta de soluciones energéticas con el desarrollo de la tecnología Vehicle-to-Everything (V2X). V2X es una innovación tecnológica que aumenta la integración en la sociedad de las energías renovables y los vehículos eléctricos de baterías (BEV).

Una de estas tecnologías es Vehicle-to-Grid (V2G). Esta tecnología permite suministrar la energía ya almacenada en los paquetes de baterías de los vehículos eléctricos a una red eléctrica, también conocida como “grid”. Además de estabilizar la red, la energía almacenada en los vehículos alimenta la red para ayudar a gestionar la demanda de energía durante las horas punta y las emergencias. Hyundai está llevando a cabo dos proyectos piloto con tecnología V2X en los Países Bajos y Alemania con varios modelos IONIQ 5 modificados y equipados con software personalizado con capacidad V2G.

El panorama energético cambiará drásticamente debido a esta integración de los coches eléctricos en la red. Los propietarios no sólo tendrán la oportunidad de contribuir activamente a la estabilización de su red local, sino que la tecnología V2G también contribuirá en gran medida a la estabilización del suministro de energía renovable. La red distribuye directamente a los usuarios la energía renovable procedente de la energía solar o eólica. Con la aplicación de la tecnología V2G, la energía renovable puede almacenarse en los vehículos y devolverse a la red cuando no pueda generarse, por ejemplo, por la noche o cuando no haya viento, o en horas punta.

Dado que la tecnología V2G no sólo beneficia a los propietarios de los vehículos eléctricos, sino también a sociedades enteras que comparten un sistema energético, esta iniciativa se ajusta a la visión “Progress for Humanity” de Hyundai.

V2G para gestionar mejor la demanda de energía

Para poder soportar la tecnología V2G, los coches eléctricos de baterías deben estar equipados con el hardware correcto, incluido un cargador bidireccional a bordo que permita el flujo de energía hacia y desde el paquete de baterías, así como con un software adecuado que controle esta descarga.

Esta transferencia bidireccional de energía fomenta un consumo de electricidad más activo, ya que los vehículos pueden utilizarse para algo más que para el transporte de pasajeros. Debido a que sólo se utiliza un determinado porcentaje de la capacidad de la batería para conducir, la energía almacenada restante puede devolverse a la red para que la utilicen las empresas locales de distribución de energía.

A medida que los países aumenten la variedad de su mix energético para incluir más fuentes de energía renovables, la tecnología V2G ayudará a reducir el impacto del cambio climático. En lugar de depender de las centrales eléctricas de reserva, que generan más contaminación atmosférica, la red puede depender de la energía almacenada en los paquetes de baterías de los vehículos generada a partir de la energía solar o eólica.

Ventajas de la tecnología V2G

Como forma cómoda y rentable de almacenar y compartir energía a nivel local, la tecnología V2G ofrece numerosas ventajas a los propietarios de vehículos eléctricos, a la red y al medio ambiente.

Cuando la tecnología V2G equilibra la red, todos se benefician. Durante las horas punta, en las que se extraen grandes cantidades de energía de la red, los vehículos eléctricos pueden devolver energía a la infraestructura local y ayudar a equilibrar la demanda. Los propietarios pueden volver a recargar sus coches más tarde a un coste menor durante las horas de menor consumo.

Según los modelos de negocio que se están evaluando actualmente, los usuarios pueden aportar energía de sus coches a la red. Gracias a que los servicios de la red se utilizan de forma más eficiente, la tecnología V2G genera un ahorro en el funcionamiento de los sistemas eléctricos que se traslada directamente al usuario. Además, todo el sistema puede obtener beneficios económicos de esta reducción de los costes del sistema eléctrico porque la tecnología V2G equilibra los costes operativos y de capital.

La implantación de la tecnología V2G también acelera la descarbonización del sistema eléctrico, ya que la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables, como la solar o la eólica, puede almacenarse en los coches. En general, esto reducirá las emisiones de dióxido de carbono del sistema eléctrico porque disminuirá la dependencia de los combustibles fósiles.

Aprovechando el poder de la tecnología V2X

Sin embargo, los vehículos no se limitan a inyectar energía a la red, sino que también pueden alimentar hogares y edificios. El término V2X se utiliza para describir el valor adicional de los vehículos eléctricos en los momentos en que no se utilizan, incluyendo la tecnología V2G y otros casos de uso.

En un ecosistema eléctrico cerrado, separado de la red, un vehículo eléctrico puede alimentar una vivienda no sólo para reducir la factura energética del hogar, sino también la demanda de la red local. Este caso concreto se conoce como Vehicle-to-Home (V2H).

En la modalidad Vehicle-to-Building (V2B), la energía almacenada en los coches eléctricos puede utilizarse para alimentar un edificio completo, por ejemplo, un edificio de oficinas.