| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Porsche invierte otros 75 millones en combustibles sintéticos

El fabricante alemán refuerza su compromiso con la producción industrial de e-fuels invirtiendo en el desarrollo de instalaciones para la producción industrial en Chile, EE. UU. y Australia.

| Motor Lobby Sostenibilidad

Porsche está investigando el uso de combustibles renovables desde hace tiempo. Las pruebas en laboratorio y en circuito se han llevado a cabo con éxito: “Somos pioneros en los e-fuels y queremos impulsar esta tecnología. Este es uno de los pilares de nuestra clara estrategia global de sostenibilidad”, enfatiza Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Investigación y Desarrollo.

El fabricante de vehículos deportivos plantea inicialmente usar estos combustibles sintéticos provenientes de Chile en proyectos emblemáticos de la competición automovilística. En el futuro, también podrán ser empleados para repostar los coches nuevos con motores de combustión cuando salgan de la línea de producción y los que se utilicen en los Porsche Experience Centers.

El último movimiento de Porsche en este sentido ha sido invertir 75 millones de dólares en HIF Global LLC. Con ello, el fabricante de vehículos deportivos adquiere una participación a largo plazo en HIF Global LLC, un grupo de empresas que desarrollan proyectos internacionales para instalar plantas de producción de combustibles sintéticos. Entre otros proyectos, la compañía con sede en Santiago de Chile está construyendo la planta piloto Haru Oni para e-fuels en Punta Arenas (Chile). Iniciada por Porsche e implementada con socios como Siemens Energy y ExxonMobil, se espera que la producción de e-fuels a partir de hidrógeno y CO2 utilizando energía eólica comience allí a mediados de 2022. Estos combustibles sintéticos, obtenidos utilizando electricidad, permiten un funcionamiento de los motores de combustión casi neutro en CO2.

Los e-fuels pueden tener una contribución importante en la protección del clima y complementar nuestra electromovilidad de forma significativa. Al invertir en la producción industrial de combustibles sintéticos, Porsche amplía aún más su compromiso con la movilidad sostenible. Nuestra inversión global en el desarrollo y suministro de esta innovadora tecnología supera los cien millones de dólares”, comenta Barbara Frenkel, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Compras.

Porsche está invirtiendo en una atractiva área de negocio con su participación en HIF Global LLC. Los combustibles sintéticos ofrecen una perspectiva muy interesante en todos los sectores del transporte, desde la industria del automóvil a la del transporte marítimo y la aviación. Además, el metanol renovable es una materia prima importante para otras aplicaciones, como por ejemplo en la industria química, donde puede sustituir a otras de origen fósil. Ese e-metanol es un producto intermedio que se produce durante la generación de los combustibles sintéticos”, explica Michael Steiner.