| 23 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen de un conector USB tipo C que pronto pasará a ser universal.
Imagen de un conector USB tipo C que pronto pasará a ser universal.

Ya hay fecha definitiva para el cargador universal: Desde 2024, todo será USB-C

Todos los dispositivos electrónicos deberán llevar USB-C desde el año 2024 y no podrán incluir ningún otro tipo de cargador para dispositivos nuevos de las marcas.

| Manuel Lemos Tecnología

Ya ha pasado más de una década desde que Europa comenzase a discutir la implementación de un cargador común único. No ha sido hasta ahora, finales de 2022, cuando la Unión Europea ha puesto, al fin, una fecha límite a su implementación. Finalmente, será a partir de 2024 cuando todo debe tener como método de carga una conexión USB-C.

Según queda redactado en la ley, a partir del 28 de diciembre de 2024 será totalmente obligatorio que todos los dispositivos implementen un puerto USB tipo C para la carga cableada. Esto es el fin para los puertos propios, como el Lightning que lleva montando Apple en sus iPhone y iPad desde hace varios años. Por lo tanto, a partir del Iphone 16 estarán obligados a montar este puerto. Sin embargo, aunque no estén obligados, se ha filtrado que el iPhone 15 será el pionero en estrenar esta tecnología.

Esta nueva ley afecta a la inmensa mayoría de dispositivos de electrónica de consumo, que tendrán que llevar un puerto USB-C. Como queda recogido en la norma, el USB-C se aplicará a móviles, tablets, cámaras digitales, auriculares de todo tipo, consolas portátiles, altavoces portátiles, lectores de libros electrónicos, teclados, ratones y sistemas de navegación portátil.

La Unión Europea también ha dado una fecha para la obligatoriedad del USB-C en los ordenadores portátiles: 28 de abril de 2026, así que los fabricantes tienen año y medio más de margen en este tipo de dispositivos, aunque es ya muy común ver los portátiles actuales con este tipo de puerto para su carga.

La Unión Europea también ha dictaminado que en la medida en que los dispositivos puedan cargarse con potencias superiores a 15W, estos tendrán que incorporar la tecnología USB Power Delivery y se tendrá que garantizar que cualquier protocolo de carga adicional permita la plena funcionalidad del USB PD independientemente del dispositivo de carga utilizado. La última actualización de USB PD admite potencias de hasta 240W.