| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Las aplicaciones están diseñadas para crear adicción

Según un ensayo de la Universidad Autónoma de Madrid, las aplicaciones digitales crean adicción por su relación con la dopamina, un neurotransmisor del sistema nervioso.

| Carlos Nieva Tecnología

El ensayo ‘Desconexión: el gran reemplazo digital’, realizado por Manuel Alcántara Plá, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), aborda temas sobre la actual transformación digital y el comportamiento de las personas sobre este nuevo mundo digital.  

Alcántara asegura que “cada persona desbloquea su teléfono móvil de media 76 veces al día sin ser consciente de ello”, y por ello afirma que esta adicción se debe a que las aplicaciones tecnológicas tienen una relación con un neurotransmisor del sistema nervioso, la dopamina. 

Nos vendieron las herramientas digitales como algo positivo, un complemento a lo que ya teníamos; y ahora nos damos cuenta de que son un reemplazo. Han sustituido las formas de comunicación previas, generando una brecha digital”, aseveró el profesor Alcántara.

Nos hablan por ejemplo del ‘Programa de transformación digital de la Unión Europa’ y nadie se pregunta si este programa va a ser beneficioso o no para nosotros”, añadió. De hecho, algunos estudiosos han llegado a tildar de ‘fetichismo tecnológico’ a esa mirada siempre positiva de cualquier novedad tecnológica.

El ensayo ‘Desconexión: el gran reemplazo digital’ muestra los rasgos negativos que, en opinión de su autor, estamos obviando y advierte de que “se nos acaba el tiempo para proponer una mirada más crítica. Hemos relegado la responsabilidad de decisión en ‘manos de otros’, en empresas privadas como Twitter”.

De otro lado, el autor de este ensayo explicó cómo ahora las relaciones sociales son más superficiales porque superan el ‘número Dunbar’, llamado así por el antropólogo que estableció que el cerebro humano solo puede relacionarse con un máximo de 150 personas.

Hemos trasladado las normas de eficiencia de las aplicaciones diseñadas para el trabajo al ámbito social, y se aplican los mismos parámetros: cantidad, variedad y rapidez en la elección”, respondió en declaraciones a una entrevista el investigador.

Con este libro, Manuel Alcántara Plá propone un camino de vuelta “hacia la conexión”, empezando por sacar de nuestras vidas algunas de estas herramientas digitales y reconquistando espacios para la reflexión sin distracciones.