| 18 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los jueces del Supremo y los líderes del procés durante el juicio.
Los jueces del Supremo y los líderes del procés durante el juicio.

El Supremo y su jarro de agua fría a Moncloa: no será cómplice con los indultos

Los magistrados presididos por Manuel Marchena harán público su informe sobre el perdón a los sediciosos del 1-O esta misma semana. Y será contrario a la medida de gracia que prepara Moncloa

| J.R.V Tribunales

Si finalmente Pedro Sánchez da luz verde a los indultos a los condenados del 1-O, tal como se ha encargado de insinuar este lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, lo hará contra el criterio del tribunal que los sentenció y también de la Fiscalía.

El Tribunal Supremo contempla emitir su informe sobre los  indulto a Oriol Junqueras y el resto de los líderes independentistas juzgados a finales de esta semana y se prevé que éste sea contrario a concederles la medida de gracia, según han señalado fuentes jurídicas, quienes añaden que la concesión de indultos parciales por parte del Gobierno, aún siendo limitados, también supondría "con seguridad" la puesta en libertad de los líderes independentistas por la obligada progresión al tercer grado penitenciario.

 

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha pedido este lunes que los indultos de los condenados por el procés se vean con "naturalidad", tanto si son favorables como si no los son o si son "totales o parciales".

La concesión de indultos obligaría al alto tribunal a volver a pronunciarse pero sólo si hubiera recursos del fiscal frente a decisiones de la administración penitenciaria, señalan las mismas fuentes, que aventuran bastante improbable la posibilidad de estos recursos.

En todo caso, una vez se conozca la decisión del Gobierno, y si esta supone la aplicación de la medida de gracia, el tribunal sentenciador tendría que hacer nueva liquidación de condena y fijar fecha de la extinción definitiva de las diferentes penas impuestas a cada uno de los condenados.

 

Junqueras se abraza a Aragonés tras la investidura de este último.

 

En un desayuno informativo celebrado este lunes, el ministro ha insistido en que éstos se valorarán de forma individual, analizando el expediente concreto de cada penado, lo que abre la puerta a que pueda haber decisiones dispares.

No se esperan en todo caso sorpresas por parte del tribunal, que se mantiene hermético respecto de su decisión. En todo caso, fuentes jurídicas apuntan que lo esperado sería un informe denegatorio dados los argumentos que los magistrados ya han expresado respecto de otros asuntos referidos a los presos como fue la concesión del tercer grado propuesta por la administración penitenciaria catalana.

En dicha ocasión se señaló que la aplicación de esta medida en este momento de la ejecución de las condenas supondría "vaciar de contenido" la sentencia dictada en octubre de 2019.

Desde hace semanas, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo trabaja para tener a punto su informe antes de junio, lo que supondrá que el Gobierno ya tendrá las manos libres para adoptar una decisión al respecto en las próximas semanas.

Se presentaron al menos siete peticiones de indulto a favor del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; los exconsejeros Bassa, Forn, Rull, Romeva, Turull, Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó -estos tres últimos condenados por desobediencia-; los Jordis; y Carmen Forcadell. Algunas de ellas se refieren a todos los condenados y otras solo a algunos.

El trabajo de los siete magistrados que juzgaron esta causa se viene acelerando desde que se conoció que las defensas de Junqueras y de otros condenados ni siquiera contestarían al requerimiento de alegaciones sobre sus propios indultos realizado por alto tribunal, que les había dado la posibilidad de que alegaran lo que consideraran conveniente acerca de esta petición. Se trataba de un requerimiento de cortesía del alto tribunal, ya que la Ley del Indulto no contempla este trámite.

El Supremo ha recabado los informes requeridos por el trámite del indulto. Tiene ya en su poder el de los servicios penitenciarios, el de la Fiscalía y el de la Abogacía del Estado, tras lo cual deberá emitir el suyo propio y enviarlos todos al Ministerio de Justicia, que los estudiará para adoptar una posición que llevará al Consejo de Ministros.

La Fiscalía se ha opuesto a la concesión de la medida de gracia, debido la gravedad de los hechos y al entender que no existen razones de justicia, equidad o utilidad pública que justifiquen su aplicación.

La Abogacía del Estado, por su parte, ha rehusado pronunciarse a favor o en contra de los indultos, por considerar que es una decisión que compete al Gobierno, si bien ha destacado que el "perjuicio económico" provocado con el referéndum independentista del 1-O estaría reparado.

Sin embargo, ninguno de estos informes es vinculante para el Gobierno, que tiene la última palabra. La concesión de los indultos, en caso de producirse, corresponde al Rey, a propuesta del ministro de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros, y debe acordarse mediante Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado.