24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes

Los jueces dicen basta y exigen la dimisión del Ministro de Justicia

La gota que ha colmado la paciencia de jueces y magistrados en el intento del Gobierno por controlar el CGPJ es que quiera limitar e intervenir las competencias del Consejo en funciones.

| María Jamardo Tribunales

Los jueces han dicho basta. El trapicheo entre los grupos políticos en negociación para la renovación del Consejo General del Poder Judicial y la nueva propuesta legal que limitará las compentencias del máximo órgano de Gobierno de los jueces y magistrados, han colmado su paciencia. Los jueces exigen la dimisión inmediata del Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, tras conocerse que los grupos parlamentarios socialista y confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común registraron ayer ante la Mesa del Congreso de los Diputados una proposición de ley orgánica para modificar la actual LOPJ y recortar la independencia de actuación del CGPJ en funciones.

La propuesta, que presenta como aspectos más relevantes la suspensión de la función de nombramientos por parte del Consejo durante el tiempo que permanezca en funciones y la limitación de su potestad reglamentaria, tiene como razón de ser "un déficit en el diseño constitucional del Estado" y pretende "aportar legitimidad democrática al tercer poder del Estado", han asegurado los jueces en un comunicado emitido esta misma mañana por la asociación Foro Judicial Independiente (FJI).

Ante la gravedad de los hechos descritos los jueces afean al Gobierno, del que Campo es titular en Justicia, que utilice como argumento el "déficit constitucional" de la configuración actual del funcionamiento del Consejo prorrogado cuando "lo cierto es que la propuesta realizada tiene claros visos de inconstitucionalidad" al impedir que el CGPJ pueda llevar a cabo una de las funciones que expresamente le reconoce el artículo 122.2 de la Constitución Española: realizar los nombramientos de los más altos Tribunales de nuestro país.

"Bajo ningún concepto puede hacerse depender la composición de los Tribunales de los intereses de los partidos políticos"

Además, añaden desde la directiva de una de las principales asociaciones profesionales de jueces y magistrados de nuestro país, "el Poder Judicial por definición debe ser independiente". De manera que "el vaciamiento intencionado de funciones de un órgano constitucional como el CGPJ por parte del poder legislativo, en atención a criterios meramente políticos, supone desconocer la exigencia del principio de separación de poderes, el imprescindible equilibrio entre ellos y una injerencia inadmisible constitucionalmente pues lo que busca es influir en la composición de la cúpula judicial", afirman. 

 El Ministro incumple

El pasado 9 de noviembre, los 47 ministros de justicia del Consejo de Europa, en su 70 aniversario, reafirmaron su compromiso de reforzar la independencia del Poder Judicial y proteger el Estado de Derecho en todos los países de la Unión. Y, sin embargo, a juicio de los magistrados, "el Ministro (Campo) ha incumplido reiteradamente esta obligación". Razón por la que "debe presentar su dimisión", exigen desde FJI.

No sólo el titular de Justicia español, "ha interferido en la labor del CGPJ solicitando públicamente en diversas ocasiones que no realice nombramientos de magistrados del Tribunal Supremo, a pesar de que el Consejo esté obligado a hacerlos", sino que "ha justificado públicamente una reforma de la LOPJ para reducir las mayorías con las que se eligen los vocales judiciales que debilita aún más la separación de poderes, lo que ha provocado que por primera vez en la historia intervengan, llamando la atención a España, tanto la Comisión Europea como el Consejo de Europa", lamentan los jueces.

Y afean a Campo que "no sólo esté dispuesto a repartirse los vocales del CGPJ" sino que aspira a hacerlo "alcanzando un acuerdo para designar a su presidenta y la del Tribunal Supremo", lo que "contraviene directamente lo dispuesto en la ley". Los jueces considran escandaloso que el ministro ignore deliberadamente "las advertencias de Europa contra esta segunda reforma". Una reforma que "paraliza el funcionamiento del Poder Judicial, con la expresada intención de superar un bloqueo que no es otra cosa que la incapacidad de los partidos para ponerse de acuerdo en perfiles independientes", concluyen en su nota.

Que dimita el Ministro de Justicia y "que la clase política apueste definitivamente por un modelo de gobierno del Poder Judicial que cumpla con los cánones anticorrupción que viene reclamando el Consejo de Europa desde hace 7 años".