05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Varios testigos han "desinflado" este lunes el "caso Cifuentes".

Los testigos del máster de Cifuentes desinflan el caso: "No hubo irregularidad"

Dos testimonios clave han arrojado luz sobre la causa judicial contra la expresidenta: el del ex consejero de Educación y el de una funcionaria de la URJC.

| María Jamardo Tribunales

 

Dos testimonios clave han arrojado luz sobre la causa judicial contra Cristina Cifuentes por el 'caso máster': el del ex consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, y el de la funcionaria Amalia Calonge quien modificó una de las calificaciones del expediente de la entonces política madrileña.

La nueva sesión del juicio contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha puesto el foco sobre el miembro del Gobierno regional que "más insistió" en conseguir la documentación del máster, Van Grieken, según el testimonio prestado el pasado viernes por el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos. Ramos confirmó telefónicamente al ex consejero Van Grieken que "no hubo ninguna irregularidad".

"Pasaron tres horas hasta que recibimos la documentación" que "nos manifestaron que tenían en la Universidad" -ha declarado Van Grieken ante el tribunal de la Audiencia Provincial- y a la que el propio rector "había hecho alusión durante la rueda de prensa" convocada por la URJC y que "en absoluto" fue promovida en ningún momento por parte de la Comunidad. Una situación que, en palabras del ex consejero de Educación madrileño, justificó la "insistencia" de las llamadas que él mismo realizó a Javier Ramos. La secretaría del rector ordenó "también enviar el expediente" completo de Cifuentes, ha recordado Van Grieken quien había sido, a su vez, vicerrector de investigación de la URJC.

 

La interlocución institucional "con las Universidades nos correspondía a nosotros como Consejería" que formaba parte del Gobierno regional, ha justificado Van Grieken durante su comparecencia. "Era mi competencia indagar cualquier cosa que tuviera que ver con el asunto que en ese día se estaba difundiendo" y que "afectaba a la que entonces era la presidenta de la comunidad", además de poner en "entredicho" el buen nombre de los centros universitarios.

"Para mí era muy lógico que el rector buscase en los archivos de la Universidad las actas del trabajo de fin de máster" de la entonces presidenta Cifuentes. Van Grieken, ha apostillado al tribunal que "como profesor de Universidad puedo confirmarle que ni yo ni ninguno de mis compañeros guardamos los trabajos que justifican las calificaciones" de los alumnos que cursan cualquier especialidad.

Cristina Cifuentes se enfrenta a tres años y tres meses de cárcel por un presunto delito de falsedad documental, que la juez Carmen Rodríguez Medel sospecha que cometió -o hizo cometer- para simular la presentación de un Trabajo de Fin de Máster que en realidad no hizo ni defendió en persona ante un tribunal académico. Los hechos que motivaron la apertura del procedimiento costaron a Cifuentes su carrera política cuando sonaba, incluso, para dar el salto desde la presidencia de la Comunidad de Madrid hasta el liderazgo nacional del PP.

Cumplió con el mérito académico

"¿Cumplió Cristina Cifuentes con el mérito académico exigido?", ha preguntado el abogado de la ex presidenta al profesor Jesús Primitivo, en el seno de las comparecencias fijadas para el día de hoy, "¿para que usted le otorgase un notable en su asignatura?". "Por supuesto", contestó el profesor de la Universidad, y de Cristina Cifuentes, durante los años en los que la entonces política madrileña cursó las asignaturas correspondientes al título obtenido de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Un enfoque que ha ratificado el profesor que revisó las notas de la ex presidenta para que ésta obtuviese su título, Pablo Chico de la Cámara, a petición de la funcionaria Amalia Calonge. "Alguna prueba tuvo que hacer" para que "le pusiese una calificación de notable en mi materia Financiación autonómica y local", tal y como pudo comprobar en los archivos académicos manuscritos de sus alumnos.

Afirma que fue la funcionaria la que le llamó para que le confirmase por mail una nota que la interesada manifestó errónea -ya que constaba como 'No presentado'- a la Universidad.

Cruce de versiones

"Le facilité el dato académico" y se lo envié por mail para que ella "directamente" hiciese la gestión de remitirlo "al departamento de posgrado" que era el competente para aplicar la modificación. Chico ha asegurado que el único "problema" en lo ocurrido fue que Calonge rectificase, en 2014,  la calificación de Cifuentes en la intranet del centro cuando como funcionaria no tenía capacidad de "firma" para ello.

Por su parte, la funcionaria ha reconocido en sede judicial ser la autora del cambio de notas del polémico máster, en el que la nota del Trabajo Fin de Máster, de 2012, pasó de "no presentado" a un 7,5. Calonge ha asegurado que dicho cambio lo efectuó a instancias del profesor Chico de la Cámara, pero sin hacer ninguna comprobación.

La vista ha arrancado con la declaración de José Antonio Lobato, responsable administrativo de posgrado y títulos propios en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que teóricamente puso en conocimiento del rector que el acta del TFM de Cifuentes no constaba en su departamento, encargado de custodiar las actas desde "hace bastante tiempo".