15 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias sigue cercado por el caso Dina.

La Fiscalía reclama los chats de Podemos e investiga trato de favor a Iglesias

El Ministerio Público rastrea ahora la posible connivencia del fiscal Stampa con la cúpula morada en el "caso Dina". Y recopila mensajes del exabogado Calvente purgado por el vicepresidente.

| J.R.V Tribunales

Mientras el juez Juan José Escalonilla sigue rastreando el desvío de los fondos públicos electorales de Podemos y mantiene imputado al partido, el llamado caso Dina sigue cercando a Pablo Iglesias.

En este caso, además, la Fiscalía investiga si la cúpula de los morados tuvo trato de favor del fiscal anticorrupción asignado a la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.

El fiscal Superior de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha reclamado al que fuera coordinador jurídico de Podemos José Manuel Calvente los chats de Telegram del equipo legal de la formación. Quiere investigar si hubo revelación de secretos por parte de uno de los fiscales adscritos a la operación Tándem, Ignacio Stampa, a la cúpula de Iglesias en el marco de la causa que investiga las actividades irregulares del comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Según ha adelantado La Razón, con este breve escrito de Caballero Klink, la Fiscalía Superior de Madrid no solo no da por cerrado el asunto sino que quiere indagar en esas posibles filtraciones de la Fiscalía Anticorrupción hacia el partido del vicepresidente segundo.

Estas diligencias de investigación se incoaron en julio de 2020 y parten de la denuncia presentada por Vox en Anticorrupción contra Iglesias; la que fuera su asesora Dina Bousselham; la abogada que en principio representó a ambos en una pieza del caso Villarejo, Marta Flor; y el fiscal Ignacio Stampa.

Si bien esta investigación supuso la paralización de la investigación de carácter disciplinario que se había iniciado por parte de la Inspección Fiscal tras conocerse el contenido del citado chat por informaciones periodísticas, a las pocos meses Stampa quedaba fuera del caso después de que la fiscal General del Estado, Dolores Delgado, rechazara otorgarle una las ocho plazas fijas en Anticorrupción.

La solicitud de los chats a José Manuel Calvente la realiza el fiscal Superior a pesar de que se designó como instructor de las diligencias de investigación al teniente fiscal del TSJ de Madrid Carlos Ruiz Alegría, quien, según detalla La Razón, proponía el cierre de la investigación.

Según la denuncia de Vox, los mensajes de este chat interno del servicio jurídico de Podemos muestran los contactos con los fiscales anticorrupción que llevaban el procedimiento por lo que "al parecer, todo obedece a una estrategia política debidamente orquestada por Iglesias, de la que Podemos se beneficiaria de la causa contra Villarejo, estando, entonces (2015), próximas las elecciones".

"La abogada de Podemos ha asegurado haber tenido acceso a información secreta del caso Villarejo a través de uno de los fiscales de Anticorrupción al que apodaba Ironman", apuntaba Vox en su denuncia.