06 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Iglesias y Montero, en un acto de Podemos.

El juez revoluciona Neurona y relanza investigar a Iglesias, Monedero y Montero

El magistrado diversifica su intrucción contra la cúpula morada y envía a tres jueces distintos el caso de la niñera, los cobros irregulares de Iglesias y la trama sobre su Fundación.

| J.R.V Tribunales

El juez que investiga la presunta financiación irregular y otros escándalos superpuestos de Podemos ha visto tal cantidad de material que desgranar que ha decidido revolucionar la causa sobre la cúpula morada, que tiene su matriz en el llamado caso Neurona.

Tan es así, que el magistrado Juan José Escalonilla, ha desgajado de este caso tres tramas diferentes y paralelas, las referidas a la supuesta niñera, el presunto cobro de costas procesales por parte del propio Pablo Iglesias, y las donaciones de la Fundación 25-M.

Sendas investigaciones han recaído sobre otros tres jueces de Madrid, los cuales deberán decidir si asumen las causas e investigan, según han informado fuentes jurídicas.

Cabe recordar que Escalonilla ordenó en marzo "incoar procedimientos independientes" sobre los nuevos hechos denunciados por la exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, Mónica Carmona, al estimar que "podrían ser constitutivos de delito".

Aunque las partes recurrieron, el juez ha seguido adelante enviando los tres asuntos a la oficina de reparto, que los ha distribuido por turno en los juzgados de instrucción 1, 45 y 46 de Madrid.

En el Juzgado de Instrucción Número 46, en manos de José María Escribano, ha recaído el llamado caso niñera. Según el relato de Carmona, la ministra de Igualdad, Irene Montero, habría usado a Teresa Arévalo, entonces empleada de Podemos y estrecha colaboradora de Montero, que ahora ejerce de asesora en el Ministerio, como cuidadora de su hija durante la campaña electoral de 2019.

 

El escándalo que salpica a la ministra de Igualdad y a su asesora Teresa Arévalo toman cuerpo en una pieza judicial separada.

 

Por su parte, la juez del 45, Luisa María Prieto, tiene sobre su mesa el presunto cobro de las costas procesales por parte de Iglesias, en un caso en el que los honorarios de la abogada, Marta Flor, y de la procuradora, Isabel Afonso, habrían corrido a cargo del partido. Se trataría de los 7.730 euros de la condena en costas dictada por el Juzgado de Primera Instancia 7 de Pamplona por una demanda de Unión del Pueblo Navarro sobre derecho al honor.

El tercer procedimiento desmembrado de Neurona, que se ha adjudicado al Juzgado de Instrucción 1, dirigido por Pedro López Jiménez, se refiere a una donación efectuada por Podemos al proyecto Escuela Popular Paulo Freire a través de la Fundación 25-M, y a las donaciones realizadas por el partido a dicha fundación, de la que es director el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero.

 

Ahora, cada uno de estos tres jueces tendrá que decidir si asume el caso, ordenando las diligencias que estime oportunas, o lo rechaza. En este supuesto, la causa volverá al decanato, donde el letrado de la administración de justicia resolverá en un acuerdo gubernativo que es recurrible en revisión. Si es impugnado, se hará una resolución definitiva contra la que ya no cabrá recurso.

Otra posible derivada es que surja un conflicto porque ni Escalonilla ni los jueces a los que les han tocado estas causas quieran asumirlas. Entonces, alguno podría plantear una cuestión jurisdiccional alegando que no es el competente para conocer ese asunto concreto, en cuyo caso correspondería a la Audiencia Provincial de Madrid zanjar la controversia. En cualquier caso, el caso Neurona tiene aún por delante un largo recorrido.