15 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Juan Ignacio Campos, el favorito de Dolores Delgado.

Delgado maniobra para nombrar como su mano derecha al fiscal del "caso Gürtel"

Tras la polémica salida del teniente fiscal Luis Navajas, Delgado quiere al responsable de delitos económicos, Juan Ignacio Campos, como segundo de su confianza en la Fiscalía General.

| María Jamardo Tribunales

 

Juan Ignacio Campos es el favorito de Dolores Delgado para convertirse en su nueva mano derecha dentro de la Fiscalía General del Estado. El fiscal de Sala de delitos económicos que se encargó de interrogar a Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular, en la causa de la Gürtel, y fue parte del equipo de fiscales que firmaron la acusación contra Iñaki Urdangarin en el 'caso Nóos' cuenta con el aval del Delgado para convertirse en el número dos del Ministerio Público. Así lo confirman a ESdiario fuentes próximas a la institución que lidera la ex ministra de Justicia socialista tras la polémica salida de su predecesor en el cargo, el teniente fiscal Luis Navajas.

La inminente, y polémica, jubilación del teniente fiscal Luis Navajas ha dejado vacante una plaza que ya ha salido a concurso y ha sido publicada. Una vez formalizado el trámite "los peticionarios pueden solicitarla", momento en el que "se prepara la documentación de cada uno de ellos, esencialmente el currículum, para el Consejo Fiscal. Estamos en esa fase" pero "las filtraciones sobre que Campos es quien quiere la Fiscal General del Estado ahuyentan a otros posibles candidatos", apuntan las fuentes consultadas.

En la práctica, el Consejo Fiscal debe ser convocado y, una vez reunido, los vocales votan a los solicitantes y emiten su recomendación pero "quien decide es Delgado". "El Consejo es un órgano meramente consultivo. La Fiscal General tiene la obligación de oír al Consejo aunque su decisión final es discrecional. Lo que opinen los vocales no le vincula. No hay contrapeso real a su criterio", lamentan las mismas fuentes.

A la derecha, Luis Navajas.

 

Las preferencias de Delgado parecen claras: situar a Campos en el segundo puesto de la Fiscalía General del Estado. Al azote del Partido Popular, contra Bárcenas y Rita Barberá, a la que interrogó poco antes de que la política valenciana fallecer. Y de la Casa Real, al preparar el recurso contra el yerno del Rey emérito, Iñaki Urdangarín. Y ser el responsable de los futuros y eventuales escritos de acusación contra el propio ex monarca, Juan Carlos I, por sus presuntos delitos económicos una vez consumada la abdicación y, por tanto, fuera de la inviolavilidad del cargo.

Cruz de Navajas

Navajas abandonará formalmente su cargo el próximo 17 de diciembre, tras cumplir los 72 años, edad obligatoria para su jubilación como fiscal. Una trayectoria de casi 45 años de servicio que dejará entre las críticas internas recibidas por su el informe que presentó ante la Sala de lo Penal del Supremo -y que "parió durante más de tres meses", confirman a ESdiario fuentes próximas al Alto Tribunal pendiente de tomar una decisión- para solicitar el archivo de las querellas contra el Gobierno por la gestión de la pandemia del coronavirus.

El entonces teniente fiscal redactó dicho informe sin convocar una Junta de Fiscales de Sala para fijar una posición consensuada y, en cambio, lo hizo únicamente apoyado en la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado, de la mano de Álvaro García Ortiz, hombre de confianza de Delgado y exportavoz de la Unión Progresista de Fiscales, la asociación profesional a la que perteneció la exministra de Justicia durante su etapa como fiscal.

La posición de Navajas no gustó a varios de sus compañeros y provocó fuertes críticas tanto internas como externas que él mismo decidió rebatir en medios de comunicación para atacar con dureza a dos de los fiscales más valorados y reputados del Tribunal Supremo: Javier Zaragoza y Consuelo Madrigal, dos de los responsables del Ministerio Público -junto con Jaime Moreno y Fidel Cadenas- en la causa del 'procés'contra los golpistas catalanes que lideraron el referendum ilegal del 1-O.

También declaró su antipatía hacia el fiscal anticorrupción Ignacio Stampa, uno de los dos miembros del Ministerio Público asignados en el caso 'Tándem', contra el ex comisario Villarejo. Navajas aseguró tajante que si por él fuese se habría apartado a Stampa de sus funciones por su presunta relación íntima con la abogada de Podemos, Marta Flor.