| 15 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Destino: La saga Winx. Netflix se reinventa con un nuevo live action

Las hadas han llegado a Netflix en una nueva propuesta de fantasía juvenil basada en la serie animada El Club Winx, pero con tonos más oscuros tanto en su trama como en el desarrollo de sus personajes. Esta primera …

| Redacción ESdiario Tvcine

Las hadas han llegado a Netflix en una nueva propuesta de fantasía juvenil basada en la serie animada El Club Winx, pero con tonos más oscuros tanto en su trama como en el desarrollo de sus personajes.

Esta primera temporada cuenta con 6 capítulos y una duración de alrededor de 50 minutos cada uno, es una apuesta arriesgada, pero fresca que se ha posicionado en la plataforma desde el día de su estreno (22 de enero).

Sinopsis

Bloom (Abigail Cowen), una adolescente que acaba de descubrir que es un hada, es enviada a Alfea, un lugar de formación para jóvenes que poseen poderes mágicos. Allí conoce a un grupo de chicas, Stella (Hannah van der Westhuizen), Terra (Eliot Salt), Musa (Elisha Applebaum) y Ashia (Precious Mustapha) y juntas enfrentarán una amenaza que acecha a todos en Alfea, ?los quemados?.

Trama

A pesar de ser una serie adolescente con toques dramáticos por el contexto en el que se desarrolla y las distintas subtramas que rodean a la protagonista (Bloom), no cae por completo en el cliché de las tradicionales series juveniles, ya que toca temas más delicados y personales en cada uno de los roles presentes.

Además, no es un ?cuento de hadas? con el ?felices por siempre? sino que tiene una oscura historia rodeando tanto al instituto como a los maestros y hadas antiguas. Muerte, traición y mentiras son el velo que cubre a Alfea, desencadenando terribles consecuencias para su nueva generación.

Cambios en sus personajes originales

A pesar de estar basada en El Club Winx, sus personajes cambian mucho. Es importante resaltar que, aunque la historia se basa principalmente en descubrir los orígenes de Bloom, en la serie se han dejado ver muchos detalles de la vida de sus compañeros. 

Los personajes que más se asemejan a la saga tradicional son Bloom y Stella, que tanto sus poderes (el fuego y la luz) como en la estética de los personajes, son prácticamente iguales. 

Por otro lado Musa, a pesar de tener similitudes físicas a su personaje de  animación, tiene poderes diferentes y más profundos, no se basa en la música y ondas sonoras como nos lo contaban anteriormente, sino que ahora es capaz de leer y sentir las emociones de las personas, es un hada ?empática?.

Aisha, que en la animación aparece en la segunda temporadas, es muy similar físicamente y posee los mismos poderes: ?controlar el agua?.

Por último, tenemos a Terra, y se puede decir que es un personaje relativamente nuevo, ya que en la animación su nombre era ?Flora? con poderes similares, ?crear vida en la naturaleza? o ?el hada de las flores?, pero en esta historia además de tener una hermano ?Sam? posee una personalidad insegura, pero con carácter fuerte cuando es retada.

Vestuario e iluminación

En la saga tradicional animada, los colores de la serie son vibrantes y luminosos, debido a que el tono de la serie es más alegre, pero en esta adaptación vemos como matices opacos se apoderan de las escenas y los personajes, mostrando un ambiente de nostalgia, preocupación y misticismo.

En cuanto a los vestuarios y la escenografía, aunque se respetaron muchos aspectos como los edificios y las habitaciones que poseen grandes similitudes con la serie original, en los vestuarios hay algunos cambios debido a que se busca adaptar la estética a la época actual, y la paleta de colores de la ropa (rojo-fuego, azul-agua, verde-tierra, naranja y rosa-luz, violeta-emociones) se adapta a los poderes que posee cada hada.