| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Una imagen de archivo de Pedro Almodóvar.
Una imagen de archivo de Pedro Almodóvar.

Pedro Almodóvar se pasa al western: así es 'Extraña forma de vida'

Ethan Hawke y Pedro Pascal son los protagonistas de este mediometraje que se rodará este verano en el desierto de Tabernas (Almería), siguiendo los pasos de Sergio Leone o Steven Spielberg.

| Carmen Flox Tvcine

El desierto de Tabernas se encuentra situado en la provincia de Almería. Como su propio nombre indica, se trata de un desierto protegido como paraje natural que cuenta con una extensión de 280 km².  Que sea el único desierto de Europa ya lo convierte en especial, pero que además sea conocido como el 'Hollywood europeo' le otorga un reconocimiento que muy pocos atesoran. 

Desde los años 60, el desierto de Tabernas ha acogido todo tipo de rodajes de películas, series y anuncios, y por allí han pasado algunos de los más prestigiosos actores y directores del mundo del cine, como Steven Spielberg, Sergio Leone, Clint Eastwood, Sean Connery, Harrison Ford, Arnold Schwarzenegger o Sophia Loren. Una larga lista a la que ahora va a sumarse nuestro director más internacional: Pedro Almodóvar

Porque resulta que el cineasta manchego  se encuentra inmerso en un nuevo proyecto, el que va a ser su segundo mediometraje después de La voz humana. Lleva por título Extraña forma de vida y se trata de un western que va a estar protagonizado por Ethan Hawke (Antes del anochecer) y Pedro Pascal (The mandalorian), que se encargarán de interpretar a dos pistoleros maduros que se reencuentran en medio del desierto tras 25 años sin verse. El rodaje comenzará en las próximas semanas y, como no podía ser de otra manera, correrá a cargo de El Deseo, la productora de los hermanos Almodóvar.

 

En Extraña forma de vida, un hombre cruza a caballo el desierto que le separa de Bitter Creek. Viene a visitar al Sheriff Jake. Veinticinco años antes ambos, el sheriff y Silva, el ranchero que cabalga a su encuentro, trabajaron juntos como pistoleros a sueldo. Silva viene con el pretexto de reencontrarse con su amigo de juventud, y en efecto celebran su encuentro, pero a la mañana siguiente el sheriff Jake le dice que la razón de su viaje no es el recuerdo de su vieja amistad.