13 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La portavoz popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá

Catalá reprocha la "cobardía" de Ribó frente "a los niñatos de estelada"

La portavoz del PP reprocha que el alcalde se escude "en que nadie entiende su tuit" y le recuerda que él es el primero que va escoltado por la Policía que ahora ataca.

| E. M. Edición Valencia

Que el pleno del ayuntamiento de Valencia de iba a ser tenso no pilla a nadie desprevenido, tras una semana en la que temperatura ha ido subiendo con el alcalde, Joan Ribó, justificando las manifestaciones en apoyo del rapero condenado Pabklo Hasel y cuestionando la labor de la Policía Nacional. La portavoz del PP, María José Catalá, no se ha mordido la lengua y ha llamado directamente al alcalde "cobarde" por no atreverse a condenar las manifestaciones "de niñatos de estelada".

“No ha querido dar explicaciones en el pleno y no ha dado la cara”, ha reprochado Catalá. Ribó ni rectifica ni  mucho menos dimite como se lo pidió la opsición o los sindicatos de la Policía Nacional. Ribó, que ha dejado su defensa al vicealcalde Sergi Campillo, se ha escudado en una moción alternativa de Compromís y PSOE que respalda al alcalde a continuar. 

“No nos conformamos con la moción alternativa apoyada por el PSOE para salvar a la alcalde, un Partido Socialista amilanado  y que nadie comprende que no saque su dignidad y defienda a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. No entendemos cómo no apoyan a su delegada del Gobierno y a su subdelegado, quien ha trabajado al lado de la portavoz del PSOE, y que ha defendido la actuación de la Policía”, ha sido la respuesta de la portavoz del PP, reprochando sobre todo al PSOE que se una a Ribó sin discusión cuando la Policía Nacional depende de dirigentes socialistas.

Catalá ha asegurado que “Valencia no merece  tener un alcalde que va todos los días acompañado, defendido y escoltado por  las Fuerzas de Seguridad, y al mismo tiempo criticar la acción de la Policía Nacional en una manifestación no autorizada convocada por un grupo que son colegas del alcalde y que decían en su convocatoria que había que quemar las calles de Valencia”.