| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La alcaldesa de la localidad de Archena (Murcia), María Patricia Fernández
La alcaldesa de la localidad de Archena (Murcia), María Patricia Fernández

Patricia Fernández: "Hemos aplicado el modelo empresarial en la gestión local"

Lleva diez años como alcaldesa de Archena, gobernando con mayoría absoluta este municipio murciano. El PP le tributa un reconocimiento a un referente local y autonómico.

| A. Errazu Edición Valencia

El modelo éxito de los populares en  Archena se prolonga 26 años, con 7 mayorías absolutas consecutivas. Su alcaldesa, Patricia Fernández (1980), casada, madre de 2 hijos de 7 y 4 años, odontóloga de profesión con clínica propia y empresaria desde hace 18 años, cumple una década en el poder. Compatibiliza su cargo en un municipio de 20.000 habitantes con su profesión. En la toma de decisiones poco habituales en política radica que sus vecinos confíen en ella.  Cuando se cumplen diez años de su mandato, la vicesecretaria de organización del PP, Ana Beltrán, acude al municipio murciano a reconocer la labor de Fernández, referente tanto en la política local como autonómica.

-Hace ya seis años que comenzó a cambiar el sistema de partidos en España con la llegada a las instituciones de nuevas formaciones políticas que acabaron con el bipartidismo. Sin embargo, usted lleva 10 años revalidando mayorías absolutas en Archena sin tener que arrastrar el peso de las mochilas de otros partidos. Seguros de que en la calle Génova quieren saber dónde está el ‘quid’ para conseguirlo.

-Pues el quid, si se puede llamar así, sin ninguna varita mágica que nadie tiene, es el trabajo diario constante basado en tres aspectos. En primer lugar, el servicio a los demás y por lo tanto la cercanía y contacto diario con mis vecinos, conociendo de primera mano sus necesidades. La política me encanta, porque me entusiasma trabajar para mi gente. Hoy realmente es mi pasión. La política sólo la concibo como un servicio a los demás, donde, aunque parezca un tópico, en mi  caso es la realidad porque precisamente no vivo de ella, nunca he estado liberada, ya que desde siempre he compatibilizado la política con mi profesión de odontóloga, la cual llevo ejerciendo 18 años. De ahí que para mi estos 10 años hayan sido un honor.

En segundo lugar, es imprescindible también una buena gestión y yo creo que los archeneros han avalado con sus votos, y por lo tanto con su confianza desde hace años, que la nuestra lo es. Gestión basada en un impulso económico que ha supuesto pasar de un 22% de paro aún 12% actual, bajada de impuestos al 90% de la población, reducción de la deuda municipal en un 40 %,  en definitiva, unas cuentas saneadas y una revolución fiscal que ha permitido invertir socialmente y hacer de Archena la gran ciudad de la oportunidades que hoy es.

Y, finalmente, tener detrás un partido unido en torno a un líder que, por serlo, tiene con él a sus afiliados, simpatizantes y hoy he de decir orgullosa a la inmensa mayoría de archeneros que durante 3 legislaturas, sin imposiciones, han decidido apostar por el proyecto del Partido Popular.

-Fuera de Archena poca gente conoce cuáles fueron sus primeras medidas al llegar a la alcaldía … retirar las subvenciones a los partidos políticos, eliminar la figura de los concejales liberados y crear una oficina de compras centralizada para ahorrar costes, entre otras ¿no es así?

-Así es. En 2011 la situación era caótica económicamente y muy complicada socialmente, ya que estábamos inmersos en plena crisis. Pusimos en marcha en la administración "el modelo empresarial"; había que actuar en consecuencia bajo dos premisas: que las personas que estábamos en política diéramos ejemplo de austeridad –de ahí que se eliminaran las subvenciones a los partidos por primera vez en la historia de Archena o que quitásemos la figura de los concejales liberados en el Ayuntamiento– y que debíamos reducir de forma muy notable, incluso eliminar, los gastos que no fuesen imprescindibles, "sólo gastar lo necesario".

Como ejemplo, la reducción de sueldo de los concejales ha supuesto estos 10 años un ahorro de 2.5 millones de euros.

Medidas nada fáciles pero que fueron imprescindibles para conseguir una administración saneada económicamente que nos permitiera desarrollar los proyectos necesarios para el crecimiento de nuestra ciudad.

-A usted le ha tocado gobernar en medio de dos acontecimientos muy difíciles de gestionar: comenzó su legislatura con una crisis económica mundial galopante y ahora le ha tocado enfrentar la crisis sanitaria, económica y social del COVID. ¿Cómo lo ha afrontado?

-Pues haciendo más intensa, si cabe, la convicción personal de acercarme a los problemas de las personas. Eso es lo que hicimos en la crisis económica de 2011 y eso es lo que hemos hecho con el COVID, con una serie de medidas que nos han hecho llegar incluso hasta donde el ayuntamiento no le compete: posibilitar que la hostelería ocupase la vía pública para poder seguir con su actividad, apoyar al sector educativo posibilitando que los profesores se hiciesen pruebas COVID antes del inicio del curso o dotarlos de todo el material necesario para luchar contra la pandemia, eliminar todos los impuestos locales a todos los sectores afectados por la COVID. En servicios sociales se ha atendido todas las necesidades básicas de más de 12.000 familias. En turismo, en colaboración con el Balneario de Archena, hemos puesto en marcha nuevos proyectos de impulso al sector que como resultado han dado una ocupación hotelera del 80% a pesar de las restricciones existentes.

En definitiva, 10 años en los que hemos pasado momentos muy difíciles pero donde una gestión resiliente ha hecho posible generar oportunidades hasta en los momentos más críticos, gestión que ha fortalecido la confianza de la ciudadanía en nuestro proyecto.

-¿Usted cree que la política española tiene mucho que aprender del municipalismo en general y de su modelo de gobierno en particular? Dicho de otro modo ¿Su gestión política de éxito sería exportable a las comunidades autónomas y al Gobierno central?

-Por supuesto que sí; la política municipal tiene  mucho que aprender  del municipalismo. Los alcaldes y concejales somos los representantes políticos que más cerca estamos de los ciudadanos y pienso que ese contacto directo con las personas, con sus problemas y realidades te hace ver la política de forma diferente. Alguien dijo que para estar en política todo el mundo debería pasar primero por un ayuntamiento.

Ha habido grandes políticos que nunca estuvieron en un ayuntamiento… pero si hubiesen estado todavía habrían sido mejores. En lo que a mí respecta, no me considero ejemplo para nada ni para nadie, pero es evidente que muchas de las actuaciones que se han hecho en Archena son exportables, ¿por qué no? Siempre hay que “copiar” aquello que nos haga mejores, de hecho así lo hemos hecho nosotros mismos en muchas ocasiones.

-Transcurridos estos 10 años de gobierno, más otros 16 anteriores que el PP lleva gobernando en Archena hilvanando 7 mayorías absolutas consecutivas, ¿cómo cree usted que la ven en las altas instancias del PP?

-Pues estoy convencida de que muy bien. En el PP todos nos alegramos de los éxitos de nuestros compañeros y todos aspiramos a que esos éxitos se generalicen al resto de lugares que no tienen los mismos resultados. Y le puedo garantizar que noto todos los días el cariño de  mis compañeros,  afiliados, simpatizantes y de muchísima gente de los cuales siento continuamente,  lo más importante para mí, su respeto, cariño y confianza. Pero es que es recíproco, porque Patricia también está entregada en cuerpo y alma a todos ellos.