| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Ábalos, Ximo Puig y Mercedes Caballero
José Luis Ábalos, Ximo Puig y Mercedes Caballero

El PSPV pone fin a su 'luna de miel' tras acabar con las trincheras de Ábalos

Los Congresos provinciales amenazan con convertir la caída en desgracia del 'número dos' de Sánchez en un conflicto entre llaneros solitarios sin nada que perder

| Jonathan Martínez Edición Valencia

El PSPV-PSOE comienza a mover ficha de cara a las primarias provinciales que se celebrarán el 16 de febrero. Será entonces cuando deberá someterse a una ‘prueba de fuego’ que le hará enfrentarse a sus peores temores: el de los fantasmas internos. Todavía quedan muchas incógnitas por resolverse, entre ellas la de conocer quienes serán los candidatos dispuestos a asumir el papel de oposición real a la actual directiva socialista, pero la principal preocupación que marca la estrategia que se está tejiendo ya desde el Palau de la Generalitat es la de evitar a toda costa tener que rememorar el traumático episodio vivido en el Congreso de Elche de 2017, donde Ximo Puig tuvo que emplearse a fondo para vencer al actual alcalde de Burjassot, Rafa García, que obtuvo el 42% de los votos en representación del ‘abalismo’

Si bien desde entonces la caída en desgracia del exministro y ‘número dos’ de Sánchez ha dejado a este sector con una cuota de poder residual en la Comunitat, la nueva tesitura también allana el terreno a un campo de batalla mucho más complejo. Convirtiendo lo que hasta el momento había sido una ‘guerra de trincheras’ en un conflicto de ambiciones entre llaneros solitarios. Porque la cuestión en este congreso se sintetiza en dirimir si alguien aceptará esa condición del ‘delfín’ que pretenden conseguir desde el entorno de Ximo Puig, algo que, aparentemente, resulta difícil de creer a sabiendas que este cargo puede servir de ‘trampolín’ para la vacante que dejará Ximo Puig en la secretaría general del PSPV. 

Al igual que en el 2017, Elche sigue uno de los principales reductos de la corriente ‘abalista’, ahora reconvertidos en ‘alejandrinos’ en torno a la figura del diputado nacional por Alicante y exalcalde de la ciudad, Alejandro Soler, que manifestó su intención de presentarse en un encuentro con más de 500 militantes de diferentes agrupaciones de toda la provincia, entre los que se encontraban el alcalde de Elda y presidente de la FVMP, Rubén Alfaro, el alcalde de Alfàs del Pi y diputado autonómico, Vicente Arqués, el de Dènia Vicent Grimalt, el de Dolores Joaquín Hernández, el de Pinoso Lázaro Azorín, o la subdelegada del Gobierno en Alicante Araceli Poblador, entre otros destacados socialistas.

A expensas de conocer si el alcalde de Xàbia y uno de las favoritos de la corriente ‘ximista’, José Chulvi, opta a la reelección, otro de los nombres que también se ha oficializado para suplir su puesto es el del alcalde de Alcoi, Toni Francés. El equipo de trabajo del alcoyano manifiesta que “el proyecto liderado por Toni Francés es el proyecto de Ximo Puig y Pedro Sánchez”, apostando por una vía que sume todas las fuerzas del partido con una idea “integradora, transversal y compartida”. Esta sería, a priori, la opción más viable con la que cuenta a día de hoy el jefe del Consell para enfrentarse al ilicitano Alejandro Soler y poder así mantener la estructura de poder orgánica en Alicante.

Estrategia contra Mercedes Caballero

Un anhelo que se torna mucho más complejo en la provincia de Valencia, donde la actual secretaria general y máxima exponente del Abalismo, Mercedes Caballero, está dispuesta a plantar batalla a Puig hasta sus últimas consecuencias. Como ya escenificó en el congreso regional de Benidorm para mostrar su recelo al supuesto incumplimiento por parte de Puig al pacto que habrían alcanzado para confeccionar la lista de la nueva ejecutiva. Tal como adelantó ESdiario en exclusiva, el jefe del Consell tiene diseñada una estrategia que pasa por provocar una ruptura dentro de la corriente ‘abalista’ aprovechando que algunos de sus miembros habrían entendido la necesidad de poner en marcha un proceso de transición hacia la hegemonía de Ximo Puig.

El candidato oficioso por el que entraría en juego en esta estrategia para desbancar a Mercedes Caballero es el actual alcalde de Mislata y secretario del Área de Relaciones Institucionales y Acción Territorial de la CEN del PSPV-PSOE, Carlos Fernández Bielsa, pese a que su figura y sus posibles ambiciones no generan excesiva simpatía en el entorno de Puig. Por ello, se está pensando en una candidatura alternativa entre algunos alcaldes de la provincia capaz de aglutinar a las mayorías, como puedan ser la alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, o el alcalde de Ribarroja, Robert Raga. 

Samuel Falomir se posiciona en Castellón

Castellón cuenta, en principio, con dos posibles aspirantes: el actual secretario general del PSPV y diputado en Les Corts, Ernest Blanch, y el alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, quien ya ha recibido múltiples apoyos públicos, como el alcalde de Vila-real, José Benlloch, la alcaldesa de la Vall d'Uixó, Tania Baños, o el presidente de PortCastelló, Rafa Simó. Precisamente, estos dos últimos han entrado en la nueva ejecutiva del PSPV para cumplir con el relevo generacional pretendido por Puig y mandar un claro mensaje contra las aspiraciones de Ernest Blanch. 

Sin embargo, todo indica que el tablero político de los socialistas está dividido ahora mismo entre ambas opciones y habrá 'pelea' dentro del juego de las primarias. En el caso de la provincia, confluyen rencillas históricas, las primarias nacionales, el peso de la Diputación de Castellón como principal institución a controlar y las alcaldías, ya que el PSPV ostenta, hoy por hoy, los principales feudos de la provincia.