| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Los sueños de la Semana Santa Marinera de Valencia del futuro

Mientras los Poblados Marítimos esperan ver las procesiones de nuevo en 2022, muchos cofrades se imaginan el futuro de la fiesta. Y lo hacen desde diferentes perspectivas

| Francisco Celdrán Edición Valencia

Cuando vas cumpliendo años, eres más consciente de que es importante conocer el pasado para comprender el presente e imaginar el futuro. O quizás soñar con qué pasará mañana, o dentro de un lustro, una década, o medio siglo o este verano por ejemplo. Las fallas en Valencia han dado un paso adelante y del 1 al 5 de septiembre la fiesta patrimonial va a intentar salvarse y vivir el presente.

Y así lo  escribía en las redes Manuel Andrés Zarapico, el hijo de mi buen amigo Manuel Andrés Ferreira: “…Durante estos meses agónicos, donde, sumida en la penumbra, se ha estado debatiendo entre la vida y la muerte la misma fiesta, a los parteros que querían ayudar al alumbramiento les ponían palos en las ruedas los agnósticos de la llama. Esos. Esos ahora que callen. Silencio.

Después de tanto ejercer su papel de hienas toca silencio. Silencio. No hace falta que sigáis dando la turra. La fiesta patrimonial va a intentar salvarse cerrando el ciclo que cortó el maldito marzo de 2020. Ahora sí, vamos a ello. A salvar los muebles, la clasificación y la dignidad…”

 

Nuestra Semana Santa Marinera también está camino de afrontar nuevos retos. Las fallas si celebran una Asamblea de Presidentes, es noticia en sí misma, ya hace tiempo que supieron apostar por la comunicación, e incluso la puedes ver en directo. La Junta Mayor de la Semana Santa Marinera, tiene que empezar a preguntarse si sus Asambleas Generales  son capaces de generar interés en la ciudad, o ni siquiera en los habitantes de los Poblados Marítimos, o incluso en el censo que declaran los 31 colectivos que la componen. El 4 de julio tienen previsto celebrar actos y proceder a la entrega de sus segundos galardones. ¿Los que acuden como delegados lo trasmiten a sus cofrades, de manera inmediata con las tecnologías del siglo XXI?.

Todos esperamos poder celebrar en la primavera de 2022 una Semana Santa Marinera con procesiones en nuestras calles y plazas. Las normas que nos rigen son las que son, todo es susceptible de cambios, unos previsibles y otros no. Preparemos con coherencia el presente, que el camino a la Semana Santa Marinera de Valencia de la España del 2050 igual lo encontramos en las propuestas de nuestro presidente del Gobierno del presente, o en los cofrades más jóvenes, capaces de imaginar el futuro.

Una SSMV mejor, ¿dime si tu no soñarías con ella?,¿para el presente, o para el futuro?, y  a todos nos gusta, que nuestros sueños, todos esperamos se hagan realidad. Todos anhelamos una fiesta donde lo negativo no viva, una Junta Mayor resultado de un esfuerzo en común, donde podamos apreciar y valorar todo lo que hemos recibido de los que nos precedieron, un sueño increíble, y es que este es un sueño de todos, acompáñanos a descubrir las variantes y diferentes significados que se le da a este sueño.

Habrá quienes sueñen que la SSMV del futuro será diferente es un sueño que les dice que no muestran mucha alegría por las circunstancias que les rodean actualmente, están haciendo intentos desmedidos para cambiar las circunstancias. Otros soñarán con que la fiesta como la conocieron se derrumba y dejan que las circunstancias determinen su cambio, permitiendo que todo lo que los demás hablan y opinen de la misma le hagan sentir nostálgico, de ese ayer que no volverá.


Y quizás  estos y aquellos soñarán que los Poblados Marítimos que esperan no llegan tal cual los desean, pero tienen prisa.  Es lo que otros barruntan, estás comiendo ansias, quieres el pan antes de que salga del horno o, déjalo parir, todo tiene su tiempo, no porque lo desees llegará. Él sabe cuándo abre o cierra las puertas, como un padre sabe que es lo mejor para sus hijos, ten calma y confianza actúa, se y parece bueno, el resto vendrá...

Confiemos en Dios, y como el futuro no soy capaz de adivinarlo, para los que no conozcan el pasado, y puedan comprender el presente, hace un década mi amigo José Ángel Crespo Flor escribía lo siguiente en el blog de EOS, un 28 de mayo de 2011: "Paco, mi más cordial enhorabuena por el acto del pasado jueves. Una vez más EOS estuvo a la altura que cabía esperar. Gracias al buen hacer de Manolo Guallart, con EOS, revivimos nuestra Semana Santa de 2011 de otra forma. Manolo nos hizo sentir protagonistas y quien más quien menos sintió orgullo de su Semana Santa. ¡Una pena que el año que viene no esté con nosotros!. Personas como Manolo, con la que he discrepado en alguna ocasión, hacen falta en Semana Santa y trabajos como el que Manolo mostró ayer son los que pueden acercarnos a que nuestra Semana Santa Marinera de Valencia sea reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Paco sigue adelante en EOS. La Semana Santa, la tuya y la mía, lo necesita y tú lo sabes. No hagas caso de las habladurías, ni de los desplantes, tú ¡adelante!  Trata de detener a Manolo y que el año que viene también se 'patee' nuestra Semana Santa. Sin actos como el de ayer nos sentiremos un poco huérfanos. A título personal te doy mi más cordial, entusiasta y sincera felicitación porque con EOS se demuestra que nuestra Fiesta goza de muy buena salud y está muy viva.”

Inma Prieto, de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Grao, fue la ganadora del concurso Sentimiento y Flash que en 2011 convocó mi buen amigo y gran fotógrafo Manolo Guallart con el amparo de EOS y que en la calle Escalante en la sede de la Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón vivimos el pasado, y comprendimos el presente, sin ni siquiera imaginar el futuro del 2021, o del 2020 o del 2019 que nos esperaba muy muy diferente a lo que hubiéramos imaginado hace una década, tres años sin procesiones colectivas.

Decía Inma: "Las luces que nos guían.  La luz que nos ilumina que nos indica donde mirar, donde verlo, y ahi esta él con su expresión, no de sufrimiento, sino de compasión. Esa luz no son solo sus faroles, es la luz que irradia su mirada, esa que nos hace girarnos para mirarlo. Esa luz que nunca se apaga en sus ojos, aun estando es sus peores momentos, esa luz nos guía todos los días a todas horas, esa luz nos da la vida. Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido ese sentimiento o sensación de abatimiento, sientes que estas hundido y entonces levantas la mirada al cielo, y preguntas ¿por qué me pasa esto a mí porque? , ¿Que no he sufrido lo suficiente?"

"Y entonces te das cuenta de que si lo sufres es porque él sabe que tú puedes superarlo, que te sacrificas como en su día se sacrificó él, pero que al igual que El tú resucitaras, surgirás de tus cenizas cual ave Fénix, y seguirás adelante. Verás la luz que te dará tu propia salvación y dentro de un tiempo tendrás otras experiencias, e incluso puedes volverte a sentir igual: abatido, decepcionado, hundido, y de repente te acuerdas, si yo ya supere aquello que me paso, y te planteas que si saliste de aquello, porque ahora no de esto, que como se suele decir, Dios aprieta pero no ahoga, y cuando nos tengamos que ir de este mundo pues nos iremos, pero mientras estamos aquí sentimos la necesidad de luchar de una forma u otra".

Vivamos el presente con ilusión, y ojalá en 2022 las luces que nos guían, como dice Inma Prieto, que también le ha cambiado la vida para bien, con esa bonita familia de la que ahora disfruta, nos permita reencontrarnos en las procesiones por las calles del Cañamelar, Grao y Cabañal de nuestra querida Semana Santa Marinera de Valencia.

Hoy sábadom en Camins al Grau, en la parroquia de San Mauro Mártir, mi amigo José Aledón Esbrí, coordinador de Canyamelar en marxa, pronunciará el Pregón de las fiestas de la Hermandad de la Virgen de los Desamparados, tras la Eucarístia de las 19.30 horas, que presidirá el párroco José Mera. Lola Hernández Solaz, la presidenta, y Luis Trilles, el tesorero, lo esperan con impaciencia, al ser aplazado el pasado año por la pandemia. El 28 y 29 de mayo nuevas Eucaristías vespertinas y conferencia y oración completarán el programa en un año en el que siguen las restricciones higienico-sanitarias.

Ya saben que siempre les recomiendo escuchar a nuestro corazón, obrar el bien a los demás, y sentir estos lares marineros. Sean felices y Dios quiera que nos veamos pronto en la Plaça de la SSMV. Recuerden mascarilla, frecuente lavado de manos distancia social,  siempre es mejor prevenir los riesgos, el Covid sigue ahí, y nuestros hospitales continúan trabajando muy bien.