| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Consellera Mireia Mollá
Consellera Mireia Mollá

La consellera que paraliza la variante Pedralba reta a la Diputación a acabarla

Mireia Mollá advierte al presidente Toni Gaspar sobre sus actuaciones y le invita a leerse el Boletín de la Generalitat porque "yo no soy un servicio jurídico o la abogacía"

| Jonathan Martínez Edición Valencia

A la consellera de Medio Ambiente, Mireia Mollá, se le acumulan las polémicas. En una comparecencia para aclarar la muerte de los 11 burros fallecidos en su ‘experimento’ contra incendios, ha retado a la Diputación de Valencia a seguir adelante con las obras de la variante de Pedralba pese a sus reiterados intentos por obstruir las obras.

Desde que en marzo de 2019 finalizara la suspensión cautelar de tres años por la revisión del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Turia (PORN), la institución provincial sostiene que no ha obtenido respuesta Mollá para dar luz verde a las obras que permitan la variante. Aunque, a tenor de sus declaraciones, tampoco parece que la situación vaya a cambiar.

Según Mollà, la Diputación se ha convertido en el promotor de la infraestructura y corresponde su presidente, Toni Gaspar, cerciorarse de que cumple con los criterios ambientales publicados en el Boletín Oficial de la Generalitat Valenciana, que “aunque no es la biblia también debe tenerlo muy bien aprendido”. Se refiere, precisamente, a la misma Generalitat que aprobó durante la primera legislatura finalizar las obras de Pedralba  con carácter de ”urgencia” para  desviar los 3.000 vehículos diarios que atraviesan el municipio y dar respuesta a una reivindicación histórica de las propios vecinos de Pedralba.

Por ello, la Diputación ha decidido “ante el silencio de Mollá” seguir adelante con las obras publicando las actas de ocupación para indemnizar a todos los afectados por las expropiaciones forzosas. Una decisión que la consellera considera arriesgada, si bien le invita a seguir adelante siempre y cuando sea capaz de justificar todas las acciones en base a la normativa vigente.

A su parecer, ella no tiene la obligación de dar el visto bueno a las obras porque “no soy la abogacía o el equipo jurídico de la Diputación”. No en vano, la Diputación de Valencia ha remitido un escrito este mismo mes a su departamento advirtiendo que, en caso de no concretar los efectos del PORN del Túria sobre la carretera de Pedralba podría llevar el tema a instancias judiciales, para resolver cómo debe actuar la institución en relación a un proyecto que lleva años queriendo ejecutar con el fin de solucionar un problema de seguridad en el municipio de Pedralba.

La Consellera alega que ese mismo escrito ya ha sido respondido y que, por tanto, entiende que deja de existir la posibilidad de acabar en los Tribunales. Por su parte, desde la Diputación alegan que hasta el momento no disponen de ninguna contestación.