| 11 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Dolors López: "Quien se suicida no quiere morir, quiere dejar de sufrir"

La Policía Local de Valencia ha detectado un incremento del 37% de llamadas por intentos de suicidio respecto a hace dos años. Impartido el primer curso para prevenir este "problema social"

| Redacción Valencia Edición Valencia

Cada día se va descorriendo socialmente más ese tupido velo que tapa un hecho cada más habitual: el suicidio. Con la pandemia, "este problema social", como lo describe la escritora y conferenciante sobre el tema Dolors López, el riesgo ha aumentado.

Esta especialista ha impartido el Primer Curso de Prevención del Suicidio de la Fundació Per Amor a l’Art. En esta entidad valenciana se vivió el año pasado una tentativa de suicidio en uno de los colectivos a los que atiende dentro de su vertiente social.

A partir ahí decidió ofrecer un curso de formación a sus empleados, que se amplió a vecinos del barrio de Marxalenes, Centros Educativos, Servicios Sociales y agentes Sociales representados por orientadores, tutores, docentes, Integradores sociales, educadores Sociales y Psicólogos de jóvenes en riesgo de exclusión.

La escritora, profesora y asesora especialista en Prevención de Suicidio, Dolors López, tras el fallecimiento de su hija hace una década escribió Te nombro

La constatación del aumento de casos tras la pandemia, las sinergias generadas entre todos los participantes que, además, han difundido el mensaje en su entorno con el consecuente incremento de demanda, harán que se repita el curso. En Valencia, la Policía Local ha recibido del 1 al 12 de abril un 37% más de llamadas relacionadas con intentos de suicidios que en el mismo periodo de 2019.

La escritora, profesora y asesora especialista en Prevención de Suicidio, Dolors López, tras el fallecimiento de su hija hace una década, escribió Te nombro, un libro en el que se acerca a las personas que han sufrido lo mismo que ella y trata de ayudar a prevenir muertes evitables al visibilizarlas, romper mitos y tabúes y mostrarlas con otras perspectivas. Las formaciones comenzaron el 14 de abril y acaban de finalizar. Han tratado sobre las emociones, el afrontamiento y la prevención.

“El que se suicida no quiere morir, quiere dejar de sufrir”, explica Dolors López como punto de partida para entender mejor qué significa. La Organización Mundial de la Salud ha realizado informes que aseveran que el suicidio, con las medidas adecuadas, se puede prevenir. Por esto mismo, la escritora asegura que “El suicidio no es un problema particular, familiar, sino que es social”, y añade que “todas las personas podemos hacer algo por prevenirlo, si sabemos qué hay que hacer”.

“El suicidio es un problema social que afecta a muchas más personas de las que creemos, porque permanece oculto, porque genera sentimientos de culpa en el entorno familiar, porque está rodeado de silencio. Mirar para otro lado no sirve de nada. Tenemos que afrontar este problema. Y la formación y la información es el primer paso para la prevención. Ese es el sentido de esta nueva iniciativa de la fundación”, explica Susana Lloret, vicepresidenta de la FPAA y doctora en Psicología.

Roberto Simón, director del área social de la FPAA, explica que con este curso ha constatado la importancia de dotar  de herramientas y capacidades en una temática “tan complicada y tabú para la mayoría de las personas” y añade: “Por eso, desde la Fundació Per Amor a l’Art consideramos de vital importancia realizar este tipo de formaciones y lo cierto es que nos demandan más y creemos necesario llegar a más colectivos”.

La Fundació Per Amor a l´Art (FPAA), privada y familiar, despliega su triple actividad, artística, social e investigadora, en la antigua fábrica rehabilitada Bombas Gens de València. La Colección Per Amor a l’Art cuenta con un fondo de más de 2.250 obras de arte de 220 autores, asesorada por Vicent Todolí y que, a través de diversas exposiciones y actividades, se comparte es su espacio expositivo.  Su labor relacionada con la integración social de menores en riesgo de exclusión y el apoyo a personas con Daño Cerebral Adquirido se lleva a cabo desde su Área Social. Y también impulsa la investigación y divulgación de enfermedades raras, en especial la enfermedad de Wilson.