| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Consellera de Justicia, Gabriela Bravo
Consellera de Justicia, Gabriela Bravo

Bravo deja 'colgados' a 200 policías a escasas 48 horas de comenzar el curso

La consellera de Justicia deja en el 'limbo' administrativo a los agentes que ya habían aprobado sus oposiciones por la gestión en la Academia Policial de la Generalitat

| J.M Edición Valencia

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha suspendido la formación teórica de los 200 agentes de Policía Local a escasas 48 horas de iniciar el curso en la Academia Policial de la Generalitat, donde se ha producido la dimisión de 53 instructores tras más de dos años sin cobrar. Se trata de personas que han superado su  oposición y que no pueden ocupar su plaza en el ayuntamiento correspondiente hasta que no realicen las 700 horas de formación teórica en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE).

Además, muchos de ellos, que ya habían alquilado vivienda para realizar el curso, se encuentran en una situación de difícil encaje administrativo, ya que dependen funcionalmente del IVASPE y no procede que presten servicios en ayuntamientos ni que les nombren interinos.

El sindicato CSIF ha exigido por escrito a la consellera Bravo, que “asuma el mando inmediato” y “tome las decisiones oportunas para evitar que continúe el declive del IVASPE y de la Agencia Valenciana de Seguridad.

CSIF, en el escrito presentado ante Conselleria, recalca “la nula comunicación con todos los alumnos afectados, que genera una situación de incertidumbre e inseguridad”. Del mismo modo, avisa que la demora en el inicio de este curso "supone obligatoriamente que se vean retrasados los posteriores”. De hecho, en este primero se quedaron numerosos agentes sin plaza y a la espera de la convocatoria del siguiente curso.  

El sindicato también alerta del notable perjuicio para el servicio público que supone este bloqueo de la incorporación de los agentes al paralizarse su formación, que resulta especialmente grave en la actual coyuntura de plantillas mermadas por vacantes no cubiertas debido a los años sin convocar oposiciones. 

CSIF subraya que “este hecho pone de relieve el desmantelamiento que sufre en la práctica el Ivaspe, como también lo ha demostrado recientemente la renuncia de 53 instructores de este instituto que llevan desde 2019 sin percibir sus emolumentos”. A estas circunstancias se une la falta de un reglamento adecuado de funcionamiento, la carencia de la bolsa autonómica de interinos a disposición de las corporaciones a la que se comprometió la Agencia de Valenciana de Seguridad o no haber elaborado un temario a disposición de opositores.

El sindicato, ante la gravedad de la situación, ha pedido a la consellera de Interior “como máxima responsable del funcionamiento tanto del Ivaspe como de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que asuma el mando y tome las decisiones oportunas para evitar que continúe el declive de estas instituciones”.

La central sindical, igualmente, le solicita que “considere la opción de iniciar de forma inmediata el curso básico de selección por el sistema online, teniendo en cuenta que dicha opción ya ha resultado viable durante la pandemia, y con ello minimizar el perjuicio que se viene generando a los alumnos y a la seguridad de los ciudadanos”.

CSIF también reclama en el escrito que “de todas las decisiones tomadas, así como de las actuaciones que se prevean, se traslade comunicación inmediata tanto a los municipios como a los alumnos que se encuentran pendientes de realizar el curso, con el fin de acabar con la situación de inseguridad e incertidumbre en que se encuentran”.