24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Bonig y Catalá, esta mañana

El PPCV se une a la marea naranja en defensa de la concertada

El PPCV, con Isabel Bonig y M.ª José Catalá al frente, se ha sumado a la marea naranja con la que los colegios concertados de la Comunitat han mostrado su rechazo a la ley Celáá

| Juan Vicente Yago Edición Valencia

Los colegios concertados de la Comunitat Valenciana han colgado en sus fachadas miles de lazos naranja para protestar contra la llamada Ley Celáá, impulsada por el PSOE aunque desde muchos sectores educativos se apunta a la izquierda radical como verdadera promotora y diseñadora.

Isabel Bonig y María José Catalá han firmado en nombre del Partido Popular de la Comunitat Valenciana el manifiesto de la Mesa por la Libertad educativa, que pide la paralización de esta ley por entender que vulnera el derecho de los padres a elegir el centro escolar de sus hijos y el tipo de enseñanza que reciben.

La presidenta popular ha cargado contra el silencio de la izquierda valenciana ante los contenidos de la nueva ley, y ha afirmado que “esta reforma educativa supone la derogación de la educación especial y acabar con los centros especiales de educación, una enseñanza vital para unos niños con un déficit que requieren una atención especializada y profesional”.

Isabel Bonig ha añadido que la Comunitat Valenciana lleva cuatro años siendo “el laboratorio de la izquierda para poner en marcha la reforma educativa de quienes quieren utilizar la enseñanza como elemento de ingeniería social y la lengua como elemento de confrontación”.

Bonig recuerda que "los tribunales han parado ya en la Comunitat Valenciana varias arbitrariedades parecidas por parte del gobierno que preside XImo Puig"

Bonig ha recordado las 42 sentencias que acumula Ximo Puig en contra de una política lingüística y educativa que suprime la demanda social en la elección de centro escolar y de lengua vehicular. “Los tribunales se lo pararon para evitar la arbitrariedad de su gobierno”, asegura Bonig, para quien a eliminación del castellano como lengua vehicular ya se hizo en Valencia y fue rechazada por los tribunales gracias a los recursos interpuestos por los populares.

Isabel Bonig ha indicado que “Puig —al igual que la ministra Celáa en Madrid— pretende expulsar al castellano de la enseñanza con el apoyo de Compromís. Y ha exigido la paralización de la nueva Ley “porque le falta consenso, participación y diálogo, tanto a nivel nacional como a nivel de la Comunitat Valenciana”.

M.ª José Catalá, por su parte, ha intervenido situando a su partido frente a los que, según ella, son “ataques a la libertad de los padres para elegir los centros educativos de sus hijos”, y una “voluntad política clara de acabar con la educación concertada”. “No podemos permanecer impasibles”, asegura, y “debemos mostrar abiertamente nuestro total respaldo a las AMPAs, a las asociaciones de colegios concertados, a la Mesa de la Educación en Libertad y a la plataforma Más Plurales, Más Libres y Más Iguales en su defensa de un modelo educativo que sólo en Valencia ciudad supone más del 50% de la oferta elegida por los valencianos”.

Los directores de colegios concertados consultados por esdiario.com aseguran que esta ley supone un ataque directo, desde posturas puramente ideológicas, a la educación concertada, con lo que, si se aprueba, supondrá una vulneración de la libertad de las familias para elegir el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos.