17 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, junto a Ximo Puig

Puig considera positiva la reunión mantenida con Ford tras el anuncio de un ERE

El viernes tendrá lugar un nuevo encuentro para pactar los despidos con los sindicatos, y los trabajadores aspiran a rebajar la cifra inicial de 630 afectados

| Jonathan Martínez Edición Valencia

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha valorado de manera muy positiva el encuentro mantenido ayer entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, tras aprobarse un nuevo ERE en la factoría de Almussafes que podría conllevar el despido de 630 empleados.

Puig ha querido poner de manifiesto la necesidad de trabajar con la mayor complicidad posible con la multinacional por el impacto “incuestionable” que  tiene sobre la economía valenciana. En este sentido, ha reconocido a Ford su importancia a la hora de crear el cluster automovilístico que existe en la Comunitat y se muestra concernido de la importancia de que la compañía vaya adoptando decisiones de mayor calado. 

En estos momentos, explica, el sector del automóvil está viviendo un conjunto de situaciones “muy complejas” en un período de clara transición energética hacia la electrificación, un hecho que ha quedado patente en la reunión mantenida con Pedro Sánchez. Es por ello que Puig ha querido recordar a Ford que en Almussafes cuenta con la factoría más competitiva de Europa gracias al diálogo social constante, a la capacidad de actualización y al aprendizaje.

Negociaciones con Pedro Sánchez

Tal y como se confirmó en una nota de prensa, en el encuentro en el que también ha participado la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el consejero delegado de Ford España, Jesús Alonso, se debatió sobre los últimos anuncios nacionales y europeos de Ford, incluyendo el compromiso de la multinacional de sólo producir coches eléctricos en 2030.

 Esta apuesta inquieta a la plantilla de la planta valenciana ya que, por el momento, se centra en la factoría de Colonia, la principal del continente y en la que invertirá nada menos que 1.000 millones de dólares. A esto se suma que en Turquía se ha adjudicado la nueva generación de su modelo Transit Custom, que contará con una variante 100% eléctrica. Por su parte, en Almussafes la única asignación de futuro es la del motor híbrido y los trabajadores esperan como agua de mayo nuevas apuestas ya que los modelos S-Max, Galaxy y Mondeo están en su ciclo final de vida y eso ha motivado el ERE. Tan solo el Kuga, que concentra el grueso de la producción, tiene asegurada su continuidad a largo plazo pero se confía que haya anuncios en el futuro que esta cumbre pueda desbloquear.

En el encuentro también se trató la estrategia de abastecimiento de baterías y la importancia del apoyo del Gobierno en el contexto de los fondos de la UE, donde Ford tiene sus proyectos individuales para los que pide apoyo y participa en la Alianza Valenciana de Baterías que lidera Power Electrónics y que compite con otras autonomías para crear un gran centro. Por ello, desde la Generalitat se valoró de forma positiva la cita ya que se considera que da aire a esta iniciativa y constata la apuesta de Ford por Almussafes.

De forma paralela, se hizo pública una iniciativa del PSOE en el Congreso en la que piden reconsiderar el ERE y lo califican de «injustificado» por las ayudas públicas recibidas. Justo el viernes tiene lugar una reunión para pactar los despidos con los sindicatos y los trabajadores aspiran a rebajar la cifra inicial de 630 afectados y conseguir mejores condiciones para las salidas.