| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El ex presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, en el banquillo por el caso Alquería
El ex presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, en el banquillo por el caso Alquería

Arranca el juicio de Alquería, el primer gran caso de corrupción del Botànic

14 ex dirigentes del PSPV y Compromís se sientan en el banquillo con peticiones de cárcel. El ex presidente Jorge Rodríguez critica que se hizo una “detención espectacular por unos sueldos”

| E. M. / S. G. Edición Valencia

Lunes de overbooking de casos judiciales del Botànic en la Ciudad de la Justicia de Valencia. El mismo día que Mónica Oltra va a declarar como imputada en el caso que investiga el presunto encubrimiento de su conselleria a los abusos sexuales de una menor tutelada por parte de su ex marido, en el mismo lugar arranca el juicio del caso Alquería que supuso la detención del entonces presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, y donde hay 14 ex dirigentes del PSOE y Compromís procesados.

El caso Alquería es un juicio contra la gestión de la primera etapa del PSOE en la Diputación de Valencia tras recuperar la institución en 2015. El ex presidente socialista de la Diputación de Valencia y actual alcalde de Ontinyent por La Vall ens Uneix, Jorge Rodríguez -se fue del PSOE tras ser procesado-, se siente en el banquillo de los acusados junto a 14 personas más por las contrataciones presuntamente irregulares de altos directivos en Divalterra con el objetivo de favorecer a personas afines del PSPV y Compromís.

Jorge Rodríguez se enfrenta a una pena, tal y como reclama la Fiscalía Anticorrupción, de ocho años de prisión y 20 de inhabilitación. La misma petición de cárcel recibe el que fuera su jefe de gabinete en la Diputación, Ricard Gallego, y para el asesor Manuel Reguart y para los dos ex gerentes de la empresa pública Divalterra, Agustina Brines (de Compromís) y José Ramón Tiller (del PSOE).

 

Rodríguez defiende su actuación y critica la detención

Jorge Rodríguez, a su llegada a la Ciudad de la Justicia, ha defendido su gestión y ha criticado que en su día “se realizara una detención espectacular que ha acabado en un juicio penal”. Este juicio se basa en la posibilidad de que haya siete contratos irregulares “que ha acabado en un procedimiento penal simplemente por el sueldo que esos trabajadores han cobrado a lo largo de tres años en los que han estado ejerciendo funciones directivas y han estado trabajando", ha insistido Rodríguez.

El ex presidente socialista de la Diputación ha afirmado antes los medios que "venir a declarar no es plato de buen gusto ni una cosa muy agradable por la que quiera pasar ninguno", pero que "después de casi cuatro años llega el momento de intentar hacer justicia".

"Yo siempre he explicado que de lo que estábamos hablando era de siete contratos que pueden ser o no irregulares y a partir de ahí una malversación que entiende el juez instructor que deriva de los sueldos cobrados por ellos por hacer su trabajo, por ejercer funciones directivas, por encargarse de áreas de una empresa que en aquel momento, cuando llegamos nosotros, era un autentico caos", ha continuado explicando Jorge Rodríguez sobre los contratos objeto del juicio.

En este sentido, ha insistido en que “lo que intentamos nosotros fue poner orden en el caso y por eso decidimos reestructurar la empresa y tener siete áreas potentes. Intentar que hubiera gente profesional y capaz para llevar esas áreas", ha repetido.

Preguntado por si volvería al PSPV-PSOE en el caso de que el tribunal le declarase inocente, Jorge Rodríguez ha señalado que no es algo que se plantee ahora mismo. "Ahora estoy centrado en lo que debo estar centrado que es en el juicio y en que todo acabe lo mejor posible", ha concluido.