| 30 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Protesta de los agricultores valencianos
Protesta de los agricultores valencianos

Agricultores valencianos, en guerra contra el Gobierno por la ruina del campo

Las principales asociaciones agrarias se lanzan a la calle denunciando “la escalada de costes, los bajos precios en origen, la entrada de productos de fuera y la insensibilidad del Gobierno”

| E. M. Edición Valencia

Las principales asociaciones agrarias de la Comunitat Valenciana, Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), La Unió de Llauradors, Asaja Alicante-Jóvenes Agricultores, la Coordinadora Campesina-COAG y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) han unido sus voces desde primera hora de esta mañana en una marcha-manifestación de 10 km de Favara a Tavernes de la Valldigna para reclamar medidas de apoyo a todas las administraciones ante la escalada histórica de los costes de producción y la crisis de precios en origen.

En concreto, los agricultores denuncian la escalada de costes, los bajos precios en origen, la entrada de productos de terceros países sin control como Egipto o Sudáfrica, y la insensibilidad del Gobierno. El presidente de AVA, Cristóbal Aguado, ha subrayado que “ante esa situación de trabajar para arruinarse y de que los jóvenes se van del campo y los mayores no pueden jubilarse con dignidad, necesariamente tenemos que salir a la calle”.

Aguado ha señalado que “Sudáfrica trae plagas y tiene más ventajas que nuestros productos. Egipto nos invade. Los acuerdos con la UE no tienen reciprocidad. Es necesario que protestemos. Se ha aprobado la PAC y la agricultura mediterránea no tiene nada” lanzando un aviso al Gobierno de Sánchez “vamos a salir mucho más y terminaremos en Madrid en su momento con todas las organizaciones de España porque el Gobierno no nos apoya

Los agricultores denuncian que la energía eléctrica, necesaria fundamentalmente para extraer el agua de riego, se ha encarecido un 270% y muchas entidades de riego se ven abocadas a renovar sus contratos con las comercializadoras mediante incrementos inasumibles. El gasóleo que usan los tractores y otras máquinas agrarias ha subido un 73%, así como los abonos un 48%, el agua un 33%, los plásticos de invernadero un 46% o las semillas un 20%, lo que hace inasumible la producción o que al final se tengan que subir los precios al consumidor.