| 09 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nueva Plaza de la Reina en la imagen compartida por Ribó
Nueva Plaza de la Reina en la imagen compartida por Ribó

Ribó presume de plaza… y le sale el tiro por la culata: "desierto de cemento"

“Es una plaza deshumanizada y falta verde”, “y luego critican Sol en Madrid”… El alcalde de Valencia no consigue la aprobación de la nueva Plaza de la Reina ni entre los suyos

| E. M. Edición Valencia

Valencia está a punto de estrenar la reforma de la Plaza de la Reina, una de las obras más esperadas en las principales plazas de la ciudad, y el gobierno de Joan Ribó se ha lanzado a vender las bondades de la nueva obra… pero no con el resultado esperado. Las primeras fotos han provocado el desánimo entre los seguidores del alcalde, incluso entre los más fans que reconocen el paso dado en peatonalizar, pero que ven con estupor el “desierto de cemento” de la nueva plaza.

“El gran fallo, ganar espacio para las personas cambiando asfalto por cemento. Una supuesta modernidad diáfana vacía de contenido y de vegetación. Luego el cambio climático es el que trae el calor abrasante a las calles”, reflexionan al alcalde y su imagen, o “algo estamos haciendo mal si quitamos coches, pero también quitamos zonas verdes y las convertimos en hormigón”.

“Yo estoy a tope con el ayuntamiento, pero eso es un solar”, contesta una persna que se identifica como votante de Compromís, mostrando que el desafecto también está entre los de Ribó. Otro va en la misma dirección: “te agradecemos una plaza sin coches, Joan, pero hay demasiado cemento y de un color que desentona”.

Otros no son tan benévolos y lanzan críticas más duras: “critican a Madrid por acabar con los árboles de la Puerta del Sol y resulta que en Valencia rediseñan una plaza con menos zona verde que la que tiene hoy”, “el nivel de cemento es un homenaje a la cara de alguno”, “están dejando Valencia como una castaña”, “es una plaza perfecta para skates, hacer botellón y el top manta” o “jamás entenderé por qué le tiene tanto miedo al césped”.

Desde las redes del Ayuntamiento, incluido el perfil del propio alcalde, se han apresurado a responder a las numerosas críticas señalando que “el césped que había antes estaba sobre el parking y producía filtraciones” o que “ahora habrá 115 árboles cuando antes había 55 y el arbolado se ha plantado recientemente, necesitará todavía un poco de tiempo para crecer”. Pero sigue sin convencer, ya que como indican, muchos de esos árboles son palmeras que no producen sombra y se pierde toda la zona verde que había más cerca de la catedral.