| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig.
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

El 'Abrazo' de Genovés o las dos Alemanias: los mensajes 'ocultos' de Puig

Sobre la mesa del despacho del 'president' hay un caballo violeta de peluche que le regaló el 23 de junio Marisa, una niña ucraniana de 6 años refugiada en Alicante.

| Sonia García Edición Valencia

El discurso de Fin de Año del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha contado con varios guiños a los refugiados ucranianos de la guerra; al Estatut, del que se han cumplido 40 años; a la obra 'Abrazo' de Juan Genovés; al poeta Francisco Brines, que habría cumplido 90 años este año; al dramaturgo Max Aub, que falleció hace 50 años.

Uno de los guiños más llamativos es que sobre la mesa del despacho del 'president' hay un caballo violeta de peluche que le regaló el 23 de junio Marisa, una niña ucraniana de 6 años refugiada en Alicante. Desde ese día, el peluche está sobre la mesa del president.

También una antología del poeta de Oliva Francisco Brines, Premio Cervantes, que falleció el pasado año y que en enero de 2022 habría cumplido 90 años. 

En escena se muestra una foto del canciller Willy Brandt, que hizo posible el reencuentro entre las dos Alemanias en la Guerra Fría y que instó a tumbar muros y al diálogo. Junto a la foto, luce un catálogo del pintor valenciano Joan Genovés, famoso por “El Abrazo”, que llama a la reconciliación y la unión política.

Además, durante su intervención Puig ha hecho referencia al dramaturgo Max Aub, que falleció hace 50 años, y su cita de "siempre se puede escoger". Esta última alusión la ha hecho casi al finalizar el discurso, justo después de un recuerdo para aquellas familias que han perdido a algún miembro durante este año, como le ocurrió a él mismo este mes de julio, al fallecer su padre, Joaquín Puig, a los 92 años. "Esa silla vacía en esta Navidad será un recuerdo permanente, una memoria constante, por ellos estamos aquí y por ellos seguiremos avanzando viviendo cada día con determinación", ha manifestado.