| 04 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El candidato de Vox a la Generalitat, Carlos Flores.
El candidato de Vox a la Generalitat, Carlos Flores.

El candidato de Vox sobre su condena machista: "Lamento el dolor causado"

Carlos Flores enmarca la sentencia en una separación matrimonial conflictiva con denuncias cruzadas y defiende que "la pena no puede ser de por vida", dos décadas después.

| Sonia García Edición Valencia

El pasado le está pasando factura al recién nombrado candidato de Vox a la Generalitat, Carlos Flores. Los ataques de la izquierda por una condena de hace 20 años han obligado al catedrático a emitir un comunicado en el que explica qué sucedió realmente. 

Flores fue condenado en 2002 a un año de prisión por "violencia psíquica y 21 faltas de coacciones, injurias y vejaciones" al acudir con reiteración a la vivienda de su exmujer a gritar descalificativos como "ladrona, secuestradora de niños", entre otros. Una sentencia que desde el PSPV han rescatado y se vuelve en su contra, a quienes acusa de utilizar "unos hechos de la esfera privada y enteramente carentes de relevancia política" para "fines partidistas"

Por este motivo, el candidato de Vox ha querido manifestar su "dolor causado en aquellos momentos a mis seres queridos".  También dice "alegrarse" porque "aquel desafortunado episodio de nuestras vidas" ha quedado atrás. Actualmente, la relación con su exmujer se basa en "el respeto mutuo", ha añadido.

Flores ha explicado que la condena datada en 2002 se enmarca en un proceso de separación conyugal suscitado hace veintitrés años, "que devino conflictivo por la existencia de desacuerdos respecto de la custodia y el domicilio de los tres hijos menores de edad habidos en el matrimonio".  Como consecuencia de esa conflictividad recuerda que no se trata de una actitud machista por su parte exclusivamente, sino que "fue un intercambio de denuncias mutuas que una tras otra fueron archivadas o se saldaron con sentencias absolutorias", con la única excepción de la recaída sobre él a fecha de 15 de abril de 2002. 

El candidato de Vox ha aclarado que  "jamás hubo ni siquiera una acusación de otro tipo de violencia", descartando las agresiones. La pena se suspendió por no haber delinquido "nunca ni antes, ni después de aquel momento", explica Flores.

Por último, el catedrático de Derecho Constitucional ha remarcado que "a día de hoy" carece de "antecedentes de ningún tipo". Es más, recuerda que "nuestro ordenamiento jurídico no contempla ni puede contemplar penas de por vida o de duración indeterminada".