| 18 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cristiano Ronaldo.
Cristiano Ronaldo.

Los problemas de Cristiano con Coca Cola

Los patrocinios son esenciales para la viabilidad de un torneo como la Eurocopa muy mermado por la falta de ingresos asociados a la presencia de público en los estadios.

| Vicent Fuertes Cabo* Edición Valencia

Los patrocinadores son piezas clave en el funcionamiento de las competiciones deportivas. Más allá de la novedad del modelo de sedes, las limitaciones por el COVID y de los aspectos deportivos, esta Eurocopa 2021 va a pasar por la actitud de las grandes estrellas con dos de los patrocinadores principales de la UEFA Eurocup 2021; Coca Cola y Heineken.

Tanto Cristiano como Locatelli retirando las botellas de Coca-Cola como la de Paul Pogba retirando la de Heineken han dado la vuelta al mundo y hacen plantearse la relación entre patrocinadores, competiciones, federaciones y jugadores.

El primer aspecto que hay que valorar en este caso es que los jugadores reciben gran parte de su salario de sus clubes y/o de patrocinadores individuales (como es el caso de Cristiano Ronaldo y Paul Pogba), por lo que, de el pago que UEFA entrega a las federaciones nacionales por participación y resultados, solo una parte marginal llega a los jugadores.

Por lo tanto no hay un incentivo monetario hacia los jugadores a participar de la activación del patrocinio, es pura y llanamente un incentivo deportivo y de prestigio.

No obstante, los patrocinios son esenciales para la viabilidad de un torneo como la Eurocopa muy mermado por la falta de ingresos asociados a la presencia de público en los estadios.

Dicho de otra manera, sin Coca-Cola no hay Eurocopa, en el caso de Heineken no solo no habría Eurocopa, si no tampoco habría Champions League ya que es patrocinador principal de la UEFA Champions League hasta 2024.

¿Cómo debería actuar la UEFA en estos casos?, desde el primer momento las opiniones del público en general han estado muy divididas entre no tomar medidas hasta sancionar a los protagonistas de los altercados.

Dentro del modelo de franquicias americano el código interno es extremadamente claro, ya que gran parte de los acuerdos de patrocinio y derechos son comercializados de forma conjunta y el sistema patronal de competiciones, las sanciones hacia los jugadores son más directamente implementarles.

El encaje de ese modelo en Europa es más difícil, aunque no imposible, y quizás la vía más factible sería el actuar dentro del marco de las federaciones participantes y desde luego nuevos modelos de activación que no pasen por un retorno medido en GRP´s.

Este es un capítulo más, que tuvo su primer episodio con el conflicto de la Superliga. Si bien en la primera eran los grandes clubes los que pedían otro modelo, ahora son los jugadores los que toman control de su imagen.

Tiempos de cambios, también para en el deporte.

Vicente Fuertes Cabo es Director Plus Sports www.plus-sports.com