| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El alcalde de València, Joan Ribó /  Ayuntamiento de Valencia.
El alcalde de València, Joan Ribó / Ayuntamiento de Valencia.

Ribó ignora el aviso del Síndic de Greuges y mantiene el reglamento mordaza

También se niega a facilitar su respuesta al Síndic en castellano, vulnerando el artículo 9.2 del Estatuto de Autonomía.

| Sonia García Edición Valencia

La viceportavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Ferrer San Segundo, ha desvelado que el gobierno de Compromís y Partido Socialista ha rechazado la recomendación del Síndic de Greuges para que se cambie el Reglamento Orgánico del Pleno que “maniata el trabajo de la oposición”.

El pasado noviembre, el Síndic de Greuges dio la razón al PP y emitió un duro informe en el que pedía al gobierno de Ribó que se modificara “de forma consensuada con todos los grupos municipales la regulación actual de las preguntas previstas en el Reglamento Orgánico del Pleno de la forma más favorable al ejercicio del derecho fundamental a participar en los asuntos públicos (artículo 23.1 de la Constitución Española), con la finalidad de potenciar este procedimiento de control y transparencia y mejorar su funcionamiento práctico. “

Pues bien, según ha desvelado la viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Ribó ha contestado al Síndic no aceptando su recomendación sobre el Reglamento que limita el trabajo de la oposición y recordando que “en el mes de abril de 2023 la actual Corporación pasa a estar en funciones, por lo que no existe tiempo para modificarlo” y afirmando que el “consenso que en estos momentos pudiera alcanzarse podría no ser representativo de la opinión de la Corporación municipal que surja de las próximas elecciones locales”

“Nos encanta que Ribó reconozca que en mayo el PP va a ganar las elecciones y que cambiará el gobierno municipal, pero nos parece una  falta de respeto, institucional y jurídico, de Compromís y PSOE el negar la recomendación del defensor del pueblo valenciano”  ha señalado Ferrer San Segundo, quien ha recordado que “estamos hablando de derechos fundamentales reconocidos en la Constitución,  y Compromís con los socialistas, se dedican a pasar el rodillo por ellos”.

La viceportavoz del PP también ha reprochado que Compromís se niegue a contestar al PP en sus alegaciones en castellano, vulnerando así el artículo 9.2 del Estatuto de Autonomía de la Comunitat, donde establece que los ciudadanos tendrán derecho a dirigirse a la Administración en cualquiera de sus dos lenguas oficiales y a recibir respuesta en la misma lengua utilizada. “Compromís, con plena complicidad del PSOE municipal, tiene obsesión por la imposición y por intentar ‘fumigar’ al castellano donde gobierna” ha lamentado Ferrer San Segundo.

Cabe recordar que el Reglamento Mordaza de Ribó recorta las preguntas y mociones que puede presentar la oposición para hacer propuestas ciudadanas y controlar la labor del gobierno. En concreto: 

  • -. Se restringe a cinco el número de preguntas por concejal al Pleno.
  • -. Se restringe el número de interrogantes sobre un asunto a uno solo y además de forma “escueta y estricta”.
  • -. Se impide volver a preguntar sobre un mismo asunto hasta transcurrir al menos seis meses.
  • -. Se suprimen las cinco preguntas adicionales por Grupo Municipal al Pleno acordadas en la Junta de Portavoces de 2019.
  • -. Se recorta a tres el número de preguntas por concejal a Comisión Informativa.
  • -. Se recorta a dos el número de mociones por grupo municipal a Comisión Informativa.
  • -. Se prohíbe registrar preguntas o mociones a los concejales que no pertenezcan a una Comisión Informativa.
  • -. Se suprime la posibilidad en asuntos transversales, de preguntar cuestiones al Pleno a más de una Delegación aunque sean varias las implicadas en la materia.