04 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Francisco Álvarez Molina.
Francisco Álvarez Molina.

El "Messi" del Consell juega poco

¿Cómo es posible que el "Messi" del Gobierno valenciano no esté teniendo minutos de juego? Doctor en Ingeniería e Informática por la Sorbona es un precursor de la Economía del Bien Común.

| Héctor González Edición Valencia

Cuando Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia, presentó su última lista electoral, en abril de 2015, sorprendió con la incorporación de Eusebio Monzó, que había sido secretario autonómico de Hacienda. Lo calificó, además, como “el Messi de su candidatura”, haciendo un símil entre fútbol y política. El conseller de Economía, Rafael Climent, no llegó a tanto al incorporar a Francisco Álvarez Molina como director general de Economía, Emprendimiento y Cooperativismo, aunque, a tenor de su currículum, bien podría haberlo hecho.

Ese ´Messi´ del Consell no está teniendo demasiados minutos de juego, si, siguiendo esa correlación metafórica, su actividad se mide por la relevancia en actos públicos del gobierno autonómico o por las posibilidades de trasladar el concepto de Economía del Bien Común –del que Álvarez constituye un firme impulsor- al terreno del pragmatismo y a primar en las acciones de resonancia y presupuestos del Consell.

Francisco Álvarez, criado y educado en la localidad marroquí de Tánger y doctor en Ingeniería Informática por la histórica Sorbona de París, destaca por su dilatada experiencia y capacidad profesional, que le permitió alcanzar la vicepresidencia de la bolsa parisina y el cargo de consejero-director general en la Bolsa de Valencia. Constituye un referente internacional en la Economía del Bien Común, que vincula la actividad económica a valores como la confianza, la solidaridad, la cooperación, la responsabilidad o la honestidad.

Además, sobresale como brillante conferenciante, con una extraordinaria capacidad para hacer pedagogía sobre inversiones en bolsa o sobre vericuetos económicos de difícil comprensión para la persona lega en la materia. De hecho, ha escrito libros con los accesibles títulos de´ La bolsa en tu bolsillo´ o ´No le digas a mi madre que trabajo en bolsa´. Este último ruego lo convirtió también en cabecera de su blog hasta 2013, cuando centró la transmisión de sus ideas en otro cuaderno de bitácora digital no menos interesante: La bolsa y la vida, denominación que igualmente emplea para su recomendable perfil en Twitter. Una pena que dejara de nutrir labolsaylavida.org de contenido tras acceder al cargo de director general.

Con una eminencia del calibre de Francisco Álvarez en un Consell con un perfil más político, donde la experiencia profesional de algunos consellers en sus áreas brilla por su escasez, resulta curioso que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, no haga refulgir más a su estrella. No le confiera el protagonismo que alguien de su nivel a buen seguro merece y le invite a intervenir en actos destacados.

En los dos años y medio transcurridos de mandato, Álvarez ha quedado relegado a la entrega de los premios de economía sostenible y a algún otro acto discreto. También, a aquellos que por propia iniciativa desarrolla, como la visita a polígonos empresariales, sin más acompañamiento que su propia inquietud y capacidad analítica.

El Consell, sobre todo la vicepresidenta, Mónica Oltra, insiste en su mensaje de “rescatar personas”. Francisco Álvarez hizo una propuesta de intenciones, al acceder a su cargo en julio de 2015, afirmando que quiere que “la economía tenga como principal actor al ciudadano y a la ciudadanía, sin olvidar los ingredientes de la eficiencia y el apoyo a los emprendedores”. En teoría, concuerdan los discursos. No se aprecia disonancia. No obstante, Álvarez Molina sigue sin recibir balones para lucir sus cualidades. Van pasando los años de legislatura y el tiempo se agota.