| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen del festival Big Sound en la Ciutat de les Arts i les Ciències, misma ubicación donde se iba a celebrar el Diversity - 7TELEVALENCIA
Imagen del festival Big Sound en la Ciutat de les Arts i les Ciències, misma ubicación donde se iba a celebrar el Diversity - 7TELEVALENCIA

La masificación de festivales explota la burbuja

En los últimos días estamos viendo que muchos festivales, especialmente algunos que intentaban hacerse un hueco el calendario ‘festivalero’, están anulándose a pocos días de su celebración.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

No hay verano sin festivales, o por lo menos así lo concebíamos desde que estos se pusieron de moda. Sin embargo, estamos llegando a un punto que el exceso de festivales es tal, si analizamos el calendario ‘festivalero’ en la Comunitat, que difícil encontrar un fin de semana en el que no haya algún festival en alguna ciudad o municipio del mediterráneo. El exceso de festivales ha provocado tal burbuja que muchos murieran antes de celebrarse. Un ejemplo es el festival Diversity, cuya celebración estaba prevista para los días 21, 22 y 23 de julio, y ha cancelado sus conciertos a diez días del inicio sin dar ningún tipo de explicación a los asistentes de por qué está repentina decisión.

En un comunicado, breve, la organización ha anunciado que todos aquellos que habían adquirido las entradas recibirán el importe, integro, de las mismas. El festival, que se estrenaba este año en la ciudad del Túria, se iba a celebrar, al igual que hace una semana, otro festival llamado Big Sound, en la Ciutat de les Arts i les Ciències. Entre los artistas que estaban confirmados se encontraban algunos como la valenciana Jimena Amarillo o la compositora Sandra Monfort compartiendo escenario con artistas internacionales de la talla de, ni más ni menos que, Iggy PopChristina Aguilera, Black Eyed Peas, Karol G o Martin Garrix. Sin duda, un cartel de lo más ambicioso que no ha sido suficiente.

El ‘fracaso’ del Diversity ¿Un aviso?

La organización de un festival no es una labor sencilla, más haya de las actuaciones, hay una serie de factores a tener en cuenta que pueden complicar la celebración del mismo como: patrocinios, venta de entradas, cachés… circunstancias que pueden poner en jaque la rentabilidad económica del festival.

Si analizamos con retrospectiva la rueda de prensa de presentación del Diversity podemos ver como, ya por aquellas fechas, algo no iba bien. En la misma, llevada a cabo en el Centro Cultural del Carmen, Jesús Lumbreras, director del festival, reconocía que el “arranque”, es decir, hacerse un hueco entre los ya consagrados, iba a ser “duro”, al mismo tiempo que no informaba sobre como iba la venta de entradas.

fotonoticia_20220711204727_420

Cartel del Diversity Festival

Los precios y un calendario masificado, podrían ser la clave

A pesar de tener uno de los mejores carteles dentro del panorama ‘festivalero’, los abusivos precios, pensemos que la situación económica actual no invita a gastar demasiado, de unas entradas que iban de 170 € la más básica a 1.200 € la más cara, hacían del ‘sold out’ un objetivo inalcanzable. Especialmente si miramos hacía que público va dirigida la confección de este cartel. Jóvenes con pocas capacidades adquisitivas que prefieren gastar su dinero en festivales que ya tienen ciertas garantías como el Arenal Sound o el Medusa Beach Festival.