| 23 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pareja come uvas en Nochevieja
Pareja come uvas en Nochevieja

¡Cuidado con los atragantamientos!: una de las causas de Urgencias en Nochevieja

Atragantarse está entre los primeros motivos para visitar las Urgencias en fin de año, junto con las intoxicaciones alimentarias, las etílicas y las reacciones alérgicas, alertan los médicos

| E. P. / E. M. Edición Valencia

Los atragantamientos son una de las principales causas por las que los pacientes acuden a los servicios de Urgencias durante la Nochevieja, junto con las intoxicaciones alimentarias y también etílicas, así como las reacciones alérgicas.

Los especialistas de Vithas recuerdan que conocer las técnicas ante una obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño, como la maniobra de Heimlich, reduce el riesgo de sufrir una parada cardiorrespiratoria. 

"Según datos del INE, la asfixia por atragantamiento supone la tercera causa de muerte no natural en España. Si tenemos en cuenta que en estas fechas aumentan las celebraciones en las que compartimos mesa, mientras comemos, bebemos y hablamos, el riesgo de sufrir un atragantamiento con espinas de pescado, piezas grandes de carne, la ingesta de uvas, así como los tradicionales brindis con objetos dentro de las copas o ciertos dulces navideños, es mayor", ha alertado el doctor Alberto Martel, especialista del servicio de Urgencias del Hospital Vithas Las Palmas.

Esto puede pasarle cualquier persona, indistintamente de la edad. Sin embargo, el riesgo de asfixia por atragantamiento durante la niñez incrementa, en concreto entre uno y cinco años. De acuerdo con el doctor Fernando Baixauli, pediatra del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, esto se debe a que "los niños pequeños no tienen todos los dientes para masticar adecuadamente, el reflejo de deglución debe aún desarrollarse más y no son conscientes a esas edades del peligro que ello conlleva".

Ante una obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño, es importante realizar las siguientes maniobras: "Lo primero es animar a toser a la persona accidentada y, en el caso de que la tos no le ayude a expulsar el objeto, darle hasta cinco golpes en la espalda, inclinarlo para tal propósito o, en última instancia, golpear con el talón de la mano entre los omóplatos. En el caso de que estas técnicas no funcionen, se puede aplicar una serie de cinco comprensiones abdominales para realizar la conocida como maniobra de Heimlich", ha detallado.