25 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Puig evita pedir la dimisión de los alcaldes vacunados pero les lanza un castigo

El president prefiere no dictar sentencia desde su cargo de secretario general del PSPV-PSOE; no obstante, sí que la insinúa desde su puesto de máximo responsable del Consell

| Redacción Valencia Edición Valencia

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha evitado pedir directamente la dimisión de los alcaldes vacunados aunque no les correspondiera por no formar parte de la primera fase de la vacunación. En el caso de su partido, se trata de los de El Verger y Els Poblets, en la provincia de Alicante, y Rafelbunyol, en la de Valencia.

Al ser preguntado al respecto tras presentar el plan de ayudas contra la pandemia, Puig hoy no ha querido indicar directamente a sus conmilitones el camino que ha seguido el consejero de Sanidad de Murcia, del PP, quien, después de pedir perdón, ha dimitido.

"Deben todos asumir responsabilidades políticas", ha comentado, para, a continuación, matizar según "la respuesta de cada uno. Es muy importante". "Cuando alguien comete un error lo primero y fundamental es asumir que lo ha hecho y que su actitud no ha sido razonable. Algunos han actuado con responsabilidad y otros, no", ha señalado Puig, sin precisar más.

Y, cuando parecía que su intervención había llegado a su fin sin evitar una condena política desde su cargo de secretario general, el president de la Generalitat ha esbozado una sonrisa y ha añadido: "ninguna de estas personas debería de recibir la segunda dosis". En la práctica, y desde su cargo de máximo responsable del Consell -que no del orgánico en el PSPV- ha dictado su sentencia. Sin la segunda dosis, la primera resulta insuficiente para prevenir del contagio. Por tanto, de nada les servirá, por tanto.