| 28 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Policía Local, bomberos y funcionarios en guerra contra Ribó por incumplimientos

Los empleados municipales se manifiestan frente al Ayuntamiento por el incumplimiento sistemático de acuerdos del gobierno "más social": temporalidad, falta de compensaciones por COVID, etc

| M.J.G. Edición Valencia

Los sindicatos SPPLB, Intersindical y CSIF se han manifestado frente al Ayuntamiento por el incumplimiento de los acuerdos de la Mesa de Negociación. Policía Local, Bomberos, Bienestar Social, Banda de música, interinos… son los diferentes colectivos afectados. Desde las organizaciones convocantes no se descartan más movilizaciones e incluso la convocatoria de paros durante las fiestas falleras, si no se empieza a reconducir la situación.

El motivo es el incumplimiento sistemático de acuerdos por parte del Ayuntamiento para con los trabajadores municipales. Además, llevan más de 2 años con el acuerdo prorrogado pese a que la negociación empezó en octubre del 2019.

Una situación de parálisis y colapso en todos los ámbitos que está perjudicando el funcionamiento habitual, retrasos, impagos… unido a la desconfianza entre las diferentes delegaciones fruto de lo anterior, hace que el funcionamiento general, la frustración y el despego hacia la gestión de personal esté en entredicho. Tanto es así que se están dando solicitudes de traslado y dimisiones en Jefaturas de Servicios Municipales, como la última de Bienestar Social, fruto del colapso a nivel administrativo en cuestiones fundamentales para la ciudadanía.

Incumplimiento de acuerdos del gobierno “más social”

El Consistorio lleva más de dos años de retraso en la negociación, duplica la temporalidad pasando de unos 700 interinos en 2015 a cerca de 1800, oposiciones (pese a su escasez de convocatorias) eternas en el tiempo con casi 3 años de duración.

Hay incumplimiento de acuerdos desde el 2017 a cientos de funcionarios. Como, por ejemplo, el reconocimiento de devolución de las horas por reducción de jornada a la que se comprometió, en su momento el anterior delegado de Personal.

Y lo más gravoso para este colectivo es la última negativa a conceder las compensaciones por la época del confinamiento, de los de 5 días que los servicios esenciales estuvieron de forma presencial desde el inicio de la pandemia. Los funcionarios siguieron prestando su servicio para que la vida siguiera su curso, tal y como se acordó por unanimidad en la Mesa General de Negociación.

Tras una época que el gobierno de Ribó se vanagloriaba de restituir los perjuicios de los recortes aplicados por el anterior equipo durante la crisis, parece que ahora ha llegado el momento de pasar el cuchillo y aplicar ellos los recortes disfrazados de una falsa mejora de la gestión, algo a todas luces totalmente fuera de la realidad visto lo visto.