| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ximo Puig y Carlos Mazón.
Ximo Puig y Carlos Mazón.

Puig se respalda en la derecha y saca adelante la bonificación de sucesiones

Los socialistas vuelven a apoyarse en la oposición para aprobar su enmienda que bonificará del 99% a las compañías que facturan más de 10 millones de euros.

| Sonia García Edición Valencia

Los socialistas han logrado sacar adelante en la comisión de Presupuestos de Les Corts sus dos enmiendas presentadas en solitario para bonificar al 99% el impuesto de sucesiones en la transmisión de todas las empresas familiares y no solo de las que facturan menos de diez millones como actualmente. La enmienda, anunciada por Ximo Puig hace dos semanas, supuso un giro en política fiscal que no fue bien recibido para sus socios de gobierno, quienes incluso le acusaron de "deslealtad".

Ante la falta de apoyos en casa, el PSOE ha tenido que volver a buscar los votos de la oposición (PP, Cs y Vox) que, aunque sin alcanzar un acuerdo previo, han respaldado esta rebaja fiscal. Por contra, sus propios socios del Botànic han explicitado su rechazo votando en contra.

Desde Compromís, su portavoz, Papi Robles, ha rechazado la ampliación de la bonificación de sucesiones: "No pensamos en absoluto que sea el momento de perdonar impuestos a la gente que más dinero tiene, sino de decir a la ciudadanía que su gobierno mira por ellos".

Por su parte, Pilar Lima, síndica de UP ha cargado contra la "decisión unilateral del PSPV" de bonificar sucesiones y ha repetido que no quieren "dar más ventajas al clan Roig".

De este modo, la política fiscal del grupo socialista vuelve a encontrar consenso con la derecha ya que calca algunas de las medidas de la propuesta del Partido Popular, como la reducción del IRPF o la bonificación de sucesiones, que vienen reivindicando con anterioridad. Después de que la oposición apoyara la reforma fiscal presentada por Ximo Puig, un cambio de roles sitúa al PSOE más próximo a la derecha y alejado de sus socios del Botànic, quienes toman el papel de oposición en esta materia.