| 19 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Burro desnutrido del proyecto antiincendios de la Conselleria de Agricultura.
Burro desnutrido del proyecto antiincendios de la Conselleria de Agricultura.

El acusado de los burros muertos:"La consellera Mollà quiere cobrarse mi cabeza"

El principal inculpado por la extraña muerte de los asnos antiincendios de Agricultura acusa a la consellera de "acusaciones falsas".

| Sonia García Edición Valencia

El programa de prevención de incendios que acabó con la muerte de al menos diez burros y otros en panadero desconocido pone a la Conselleria de Agricultura dirigida por Mireia Mollà en tela de juicio. Acusada por la Fiscalía por un presunto delito de maltrato animal, el inculpado en la causa, el Director del Parque Natural del Desert de les Palmes, señala directamente a la consellera Mollà de "acusaciones falsas". 

Toni García admitió en su comparecencia en sede judicial la pasada semana que el proyecto de la Conselleria continúo adelante dos meses más pese a haber encontrado a los dos primeros burros muertos en agosto. Ahora el director ha comparecido ante los medios de comunicación para negar todas "las falsas acusaciones que se han vertido públicamente" sobre él por parte de la Conselleria.

"la consellera quiere cobrarse mi cabeza para zanjar el tema", expone García, quien se siente injuriado por la consellera Mireia Mollà. Considera vulnerada "su dignidad personal" por "las declaraciones y el trato de la consellera", ha manifestado. Se siente utilizado como "una mercancía barata para tapar los errores internos de su departamento" para "satisfacer egos personales". 

Los asnos debían alimentarse del pastoreo en las hectáreas de parque, en unas parcelas sin registro de explotación, y sin ninguna alimentación suplementaria, por lo que los burros comenzaron a perder peso. El director del parque informó a la jefatura territorial de que "de continuar así nos veremos obligados a retirar el proyecto que hemos comenzado", según expone el informe del expediente. 

García defiende que "desde el 17 de septiembre hasta el 8 de octubre que notifiqué la retirada de los burros no me dieron ninguna instrucción". Sin embargo, el departamento de Mollà ha insistido en que no hubo ninguna comunicación previa y defienden que "la comparecencia del director del parque es una actuación a la desesperada para intentar explicar lo inexplicable". Una falta de coordinación entre departamentos e incluso un supuesto encubrimiento por parte del área de Compromís podría estar detrás de este fallo de comunicación. 

 

La extraña muerte de los burros

Según el análisis de los veterinarios de la Universidad CEU UCH, contratados por el subsecretario de la Conselleria, los burros que sobrevivieron presentaban daños epásticos, anemia, alopecia, parásitos internos y blancura de encías, lo cual indica mala alimentación. En cambio, en ninguna de las muertes hubo valoración veterinaria.

Más allá de una posible desnutrición, algunos de los asnos murieron de forma insólita. El director del Parque alertó de que uno "de los cadáveres apareció en un hoyo y el tercero enrollado en el pastor eléctrico, lugares a los que no se suelen acercar sino es que alguien les obliga a dirigirse a ellos". A esto se suma la desaparición de las correas de los animales, el número inusual de abortos que se registraron o las heridas que presentaban algunos de los asnos. 

Por otro lado, el pastor recibió amenazas de muerte anónimas en julio de 2021: "O les quitas los cencerros a los burros o los matamos a todos". Unos hechos que llevan a pensar que se trata de un "boicot humano" -como apunta el director del Parque- o un supuesto envenenamiento, causa descartada tras los análisis de orina.