| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Menores y violencia taurina: incumplimiento sistemático de la ley

Ha vuelto a pasar. Esta vez en Chelva, municipio de la provincia de Valencia. Hace apenas una semana hubo de nuevo clases prácticas organizadas por la Escuela de tauromaquia de Valencia

| Raquel Aguilar * Edición Valencia

“Escuela” que por cierto es pública, dependiente de la Diputación de Valencia y por tanto, financiada con nuestros impuestos.

De nuevo menores accedieron a la plaza, a ver cómo se tortura a los animales. A normalizar que clavar elementos punzantes, atravesar el cuerpo con una espada y acuchillar a un animal que brama de dolor y que no puede defenderse está bien.

Niños y niñas a los que se inculca que la violencia hacia un inocente es algo admirable.

No sólo es algo de que enorgullecerse, si no que hay que aplaudirla y festejarla, especialmente cuando llega el momento de la muerte.

Y para terminar, asumir que mutilar un pedazo de su cuerpo, como el rabo o una oreja, es una adecuada forma de obtener un souvenir para recordar la hazaña. Para no olvidar que, aunque la vícima no tenga escapatoria posible, esté en situación de indefensión y suplique compasión, saberse superior justifica torturarla hasta la muerte.

Desgraciadamente hace unos días, en Chelva, no sólo fueron observadores de tal esperpento.

Uno de los menores, fue uno de los ejecutores de la macabra muerte de uno de los novillos, toros de menos de 4 años.

No es necesario tener un doctorado para entender que existe un evidente riesgo físico para los menores cuando participan en estas actividades, ni que con ellas se les lanza un mensaje perverso de abrazo a la violencia.

Que esto no está bien y hay que ponerle fin, ya lo ha puesto de manifiesto el Comité de los Derechos del Niño de la ONU en diversas ocasiones. La tauromaquia es una actividad violenta de la que hay que alejar a los menores para preservar su integridad física y psicológica.

Y aunque sea sólo una recomendación, nuestro país es uno de los estados que ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, por tanto, por coherencia, debería atender a las recomendaciones que sobre los menores tengan lugar. Desgraciadamente, a nivel estatal, esto no ha pasado todavía y el acceso y participación de menores en actos de tortura taurina es algo legal.

A nivel autonómico, la Generalitat Valenciana aprobó una ley que entró en vigor a finales de 2018 de protección de la infancia y adolescencia. Esta ley prohíbe que las personas menores de edad asistan o participen en espectáculos en cuyo reglamento se contemple el maltrato animal. Sin embargo, a fecha de hoy, casi tres años después, esta ley se incumple sistemáticamente sin que ninguna administración haga nada. Una prueba reciente de ello es el caso de Chelva, pero por desgracia, no es la única.

Una y otra vez se vulneran los derechos de los niños y niñas que quedan expuestos a la violencia taurina.

Quienes nos gobiernan en la Comunitat demuestran su cobardía a la hora a hacer cumplir una ley que han anunciado a bombo y platillo, que han aprobado y de la que luego se desentienden. Si no hay foto, ya no interesa.

¿Hasta cuándo vamos a tener que tragarnos esto? ¿Hasta el día en que quien muera no sea sólo el novillo?

Sólo hay una forma de evitar víctimas.

Sólo hay una forma de erradicar la violencia de la sociedad.

Sólo hay una forma de evolucionar y educar a los niños y niñas como partícipes de una sociedad más justa.

El respeto a todos, incluso aquellos que son algo distintos a nosotros, pero que en la capacidad de sentir y sufrir, son iguales.

Y esto pasa, inevitablemente, por abolir la tauromaquia.

Cita en Madrid el 18 de septiembre

El próximo 18 de septiembre, las personas que nos oponemos a la violencia contra los toros tenemos una cita en Madrid. A las 18,00 h partirá de Las Ventas una gran manifestación para pedir la abolición de la tauromaquia. #MisiónAbolición

Yo voy, ¿y tú?

 

*Coordinadora provincial de PACMA en Valencia