| 03 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, a su llegada a un pleno de las Cortes valencianas en el Palau de las Cortes Valencianas
El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, a su llegada a un pleno de las Cortes valencianas en el Palau de las Cortes Valencianas

El "sí" de Ximo Puig a VOX que ha provocado una nueva polémica en Les Corts

El presidente de la Cámara, Enric Morera, se ha visto obligado a intervenir tras la respuesta del líder del Consell a VOX

| J.M Edición Valencia

Las sesiones de control al Gobierno valenciano de Les Corts cumplen con un protocolo establecido para garantizar el correcto desarrollo del debate. Unos vienen estipulados en el reglamento y otros responden a meros formalismos parlamentarios. Suele ser habitual que los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios realicen sus preguntas ante el líder del Consell, Ximo Puig, para que éste dedique parte de sus cinco minutos totales a resolverla o, al menos, contextualizarla, en una primera intervención, si bien luego dispone de una segunda participación.

Aunque no siempre se sigue la misma regla. En la última sesión de control el líder del Ejecutivo se ha subido a la tribuna de oradores para responder con un mero “sí” a la  pregunta de la portavoz de Vox, Ana Vega, que iba dirigida a conocer si el Gobierno valenciano estaba en disposición de acatar las resoluciones judiciales.

En concreto, la cuestión hacía alusión al anuncio realizado por la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, de mantener los libros de ideología LGTBI en las estanterías de los 11 institutos de Castellón pese a que un Juzgado ha decretado la reiterada cautelar de los mismos.

Ante la concisa respuesta del jefe del Consell, el diputado de VOX David García, más conocido como el diputado obrero, ha reprochado el comportamiento a Puig con un tono de voz elevado y varios aspavientos mientras la bancada socialista rompía en aplausos, lo que ha obligado al presidente de la cámara, Enric Morera, a mediar con varias advertencias.

Posteriormente, la portavoz de Vox, Ana Vega, ha agradecido a Puig de forma irónica que “frente a una pregunta concreta”, le responda con “concreción”. No en vano, en una segunda intervención el líder del Ejecutivo ha empleado todo su tiempo para solventar de forma más extensa la cuestión.

Además, Vega ha calificado al Consell de alianza de "depredadores naturales de la democracia" que está "a prueba de puñaladas por sus vínculos tenebrosos", denunciando que su gestión está "copada de asuntos turbios que perturban el día a día de un gobierno incompetente".

Por ello, su juicio, el tripartito del Botànic (PSPV-Compromís-Unides Podem) "ha pasado ya la fecha de caducidad" y está "arrinconado por los investigados": "Los ciudadanos no tienen por qué aguantar su situación", ha insistido, y ha reiterado a Puig que convoque elecciones.

Mientras, el presidente valenciano ha reprochado a Vox que no contemple aspectos de la Constitución como el estado de las autonomías. "Este gobierno no está caducado. Lo que sería terrible es que tuviera que venir al gobierno alguien que tiene como objetivo cargarse la Generalitat", ha rebatido.