22 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Máximo Huerta.
Máximo Huerta.

Máximo Huerta y su nuevo programa en À Punt reciben una fría acogida

El programa de Máximo Huerta obtuvo una cuota de 2.9 puntos; los televidentes no estaban expectantes al debut del periodista y su nuevo programa.

| Redacción Valencia Edición Valencia

El periodista Máximo Huerta inició ayer su nueva andadura profesional con "Bona Vesprada", el magacín diario de las tardes en compañía de Joan Espinosa y María Fuster que se estrenó ayer día 11 de enero a las 16:10 en la televisión de À Punt. Sin embargo, parece que la primera toma de contacto no ha sido especialmente buena.

El estreno de su primer programa de directo con conexiones con diferentes puntos de la Comunitat estuvo marcado por las consecuencias de la borrasca Filomena en la Comunidad Valenciana y la situación dramática que vive la autonomía debido al drástico aumento de contagios y hospitalizaciones. Sin embargo, a pesar de que el programa estuvo dominado por la actualidad más reciente, parece que los televidentes no estaban expectantes al debut de su presentador, ni del programa.

Según muestran los índices de audiencia, el programa de Máximo Huerta obtuvo la cuota de 2.9 puntos, una cifra muy alejada de los informativos de la mañana, el medio día y la noche, con 9.5, 8.5 y 5.3 puntos respectivamente, y de otros programas como "Atrapa'm si pots" (4.9 puntos) y "Terra Viva" (3.2 puntos). 

 

Además, su presencia en el programa se mantuvo en duda hasta el mismo día de la retransmisión porque el día anterior el periodista comunicó a sus seguidores que sufría un dolor agudo en el vientre, conocido "diverticulitis". "Un fatal episodio de diverticulitis me tiene en cama dos días. Antibióticos y mucho dolor. Justo cuando mañana estreno programa. Gracias a los médicos", comunicó a sus seguidores. Sin embargo, a pesar del suspense, el regreso a la televisión del que fuera ministro de Cultura y Deportes con Pedro Sánchez se efectuó sin problema, aunque no con la atención que tal vez imaginó.