| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los diputados de Compromís Mònica Àlvaro y Josep Nadal, dos de los que se rebelan
Los diputados de Compromís Mònica Àlvaro y Josep Nadal, dos de los que se rebelan

Diputados del Botànic boicotean el decreto de renovables de su propio gobierno

Parlamentarios de Compromís y Podemos ponen objeciones al decreto para agilizar la instalación de renovables en una carta conjunta mientras 300 licencias siguen atascadas

| E. M. Edición Valencia

La instalación de energías renovables en la Comunitat Valenciana se está convirtiendo en un gran problema para el gobierno valenciano precisamente por los desencuentros entre sus socios de PSOE, Compromís y Podemos. Si al decreto para acelerar la instalación de estas infraestructuras se le han sumado retrasos, desencuentros entre los socios o pegas de la Abogacía de la Generalitat, ahora varios diputados en Les Corts se rebelan y ponen en duda en decreto de su propio gobierno y que debe votar el parlamento.

En concreto, cinco diputados de Compromís y Podemos firman una carta conjunta titulada 'Transición Energética Justa en el País Valenciano' publicada en el diario El Temps donde se cuestiona la ley ómnibus con la que el gobierno de la Generalitat Valenciana pretende simplificar los procedimientos administrativos y las trabas burocráticas para impulsar la instalación estas plantas.

En la actualidad, hay más de 300 peticiones para la instalación de plantas fotovoltaicas paralizadas. La intención del Consell es llegar a reducir el tiempo de tramitación en un año, lo que supone un avance para contar con una mayor capacidad energética renovable en la Comunitat, de acuerdo con los objetivos medioambientales, energéticos y climáticos de la UE para 2030.

 

Sin embargo, como hemos señalado, diputados de las formaciones como Compromís y Podemos que integran el gobierno valenciano dudan de este decreto que luego deberán avalar con su voto y alertan en su carta sobre la instalación de macroplantas de energías renovables, así como de la falta de participación de la ciudadanía en estos procesos, la reducción de garantías medioambientales o de la pérdida de autonomía de los ayuntamientos en estos proyectos.

Entre los cinco diputados que suscriben la carta están por Compromís la portavoz adjunta, Mònica Àlvaro, y los portavoces de Medio Ambiente e Industria de la coalición, Graciela Ferrer y Josep Nadal -del sector más nacionalista-. Por parte de Unidas Podemos firman la carta los diputados Beatriu Gascó y Ferran Martínez. La pregunta ahora es ¿Si no se cumplen sus peticiones votarán en contra de su propio gobierno?