| 29 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Felipe González, expresidente del Gobierno
Felipe González, expresidente del Gobierno

Felipe González cree que es "lógico" el regreso del Rey Emérito a España

El expresidente del Gobierno ha defendido el retorno de Juan Carlos I en una conferencia impartida en Valencia

| Jonathan Martínez Edición Valencia

El archivo de la Fiscalía suiza de la causa contra el rey emérito Juan Carlos I por presunto blanqueo de capitales en la donación de 65 millones que realizó a Corinna Larsen en 2012 vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre si resulta conveniente o no su regreso a España. En una conferencia magistral sobre el futuro de Europa celebrada esta misma mañana en Valencia, el expresidente del Gobierno Felipe González ha considerado que “lo lógico” es que finalmente llegué a producirse este retorno al país, de donde se marchó el pasado agosto de 2020 ante la repercusión pública que estaban generando los frentes judiciales que permanecían abiertos.

Preguntado por la “negociación” entre el Gobierno y Zarzuela para pactar su llegada de Abu Dhabi, el exmandatario socialista confiesa que “no sé lo que es negociar”, aunque insiste en defender “lo lógico es que venga y que esté aquí”. Precisamente, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en representación del ala socialista, eludió ayer tomar partido en este asunto para delegar en la Casa Real la decisión que se pueda adoptar en este asunto. El PSOE mantiene que sin un impedimento legal o personal, es Juan Carlos I el que debe tomar una decisión y recuerda que de momento no ha trasladado públicamente "su deseo, voluntad o confirmación" de venir a España.

Aunque el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, llegó a decir que el Emérito debería dar “explicaciones” sobre unas investigaciones “inquietantes y perturbadoras”, el portavoz socialista Felipe Sicilia se limita ahora a remarcar el “respeto” y la confianza en que la Justicia española esclarezca la investigación abierta sobre el rey emérito “lo antes posible”.

Una tesitura que no parece compartir con sus socios de Gobierno, como el representante de Podemos Pablo Echenique, que no cesa en repetir su mantra ideológico de que “el problema no es Juan Carlos I, el problema es la monarquía”. Además, cuestiona el propio archivo de la causa de la Fiscalía suiza al considerar que“nadie ha negado que la dictadura teocrática saudí transfirió cien millones de dólares a una fundación opaca a nombre de Juan Carlos I”.

No en vano, en Moncloa entienden que los motivos que llevaron al Emérito a abandonar el país van cayendo por su propio peso y que en cuanto se cierren las tres causas en la Fiscalía del Supremo desaparecerán los argumentos para justificar su exilio forzoso. Por ello, estarían trabajando ya en una solución intermedia que pasaría por encontrar una residencia que le permita vivir a caballo entre España y Portugal a fin de evitar cualquier tipo de crispación política o social.  En cualquier caso, todavía no existe una decisión definitiva hasta que se produzca el cierre definitivo de las actuaciones en la Fiscalía del Supremo en los próximos días o semanas.