| 30 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Entrevista de Puig con la periodista Gemma Nierga hoy, en Ràdio 4, en Cataluña
Entrevista de Puig con la periodista Gemma Nierga hoy, en Ràdio 4, en Cataluña

Ximo Puig habla en Barcelona de "un movimiento independentista" de Madrid

El president de la Generalitat considera "fronterización" el independentismo catalán y llega a afirmar que "si una empresa se va de Cataluña venga a Valencia y no a Madrid"

| Redacción Valencia Edición Valencia

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha calificado a Madrid de "excepción fiscal" y de "aspiradora", y ha pedido que se respete el hecho constitucional de la igualdad: "Lo que hay es un proceso invisible en Madrid. Lo que está pasando es un cierto movimiento independentista en Madrid, lo que se está produciendo en Madrid es un tipo de desconexión".

Todo esto, curiosamente y con esos términos, lo ha dicho hoy en Barcelona, donde está en una jornada en la que se reúne con el presidente en funciones de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonés, el cargo institucional con más poder ejecutivo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). 

 

Puig, en entrevistas realizadas en Barcelona para Ràdio 4 y La 2, ha sido especialmente crítico con Madrid, al contrario de lo que ha hecho con la comunidad autónoma que visita hoy. En su discurso ha preferido sustituir el término "independentismo" referido a Cataluña por el de "fronterización"

 

El president de la Generalitat (valenciana) considera que "no es alentador que hubiese empresas que dejasen Catalunya tras el 1-O", pero ha reconocido que prefiere que, "si se tienen que ir de Catalunya, se vengan a Valencia y no a Madrid", y ha defendido la descentralización del poder y la actividad económica.

Cataluña y su ensimismamiento

Sobre las relaciones entre los gobiernos de Catalunya y la Comunitat Valenciana, ha afirmado que Catalunya "se fronterizó" desde finales del mandato de Carles Puigdemont y empezó un proceso de mirar hacia dentro, pero ha subrayado textualmente que es tiempo de puentes y no de trincheras.

Ha defendido el modelo territorial del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cree que ha funcionado durante la pandemia, con hasta 14 reuniones de la conferencia de presidentes, y considera básico que Catalunya participe de la multilateralidad, porque otros presidentes autonómicos han visto que podían estar de acuerdo con el presidente de la Generalitat, Quim Torra: "La demonización es una cosa infantiloide".

"Hay una salida que ha quedado varada, que es la unilateralidad, porque la seguridad jurídica es fundamental en la democracia", ha afirmado Puig sobre el conflicto catalán, y ha deseado que no se apueste por ella, ya que considera que en este momento de crisis de debe dar respuesta a problemas como el empleo y el bienestar.

Además, ha destacado que Sánchez está siendo "audaz, está abriendo espacios" para resolver el conflicto, dentro de las limitaciones escénicas que hay, ha concretado.

Puig ha defendido normalizar la vida en Catalunya y opina que los indultos a los presos independentistas son una cuestión importante para la convivencia: "Comparto la voluntad expresada por Sánchez de avanzar, con toda la prudencia y sin partidismo".