27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, recibiendo a la ministra de Igualdad, Irene Montero.
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, recibiendo a la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Podemos calienta al socialismo tras asegurar que "Puig se ha podemizado"

El PSPV-PSOE carga contra sus socios mientras el líder de los populares en la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, presagia un posible cambio en Puig: "que dios nos pille confesados"

| Jonathan Martínez Edición Valencia

Podemos trata de atribuirse como mérito propio las reivindicaciones realizadas por Ximo Puig en Madrid contra los “privilegios” de la centralización y la necesidad de compensar el “efecto capitalidad” con un impuesto destinado exclusivamente a las rentas más altas radicadas en dicha ciudad. El partido liderado por Ione Belarra considera que todas estas propuestas del jefe del Consell vendrían motivadas por una “apertura de ojos” que ha llevado a Puig a “podemizarse”. En este sentido, aplauden el cambio de parecer en el socialismo valenciano porque “ya era hora de apostar por la autonomía valenciana tras 40 años de unas políticas del PSOE proyectadas a la centralización”.

La síndica del partido morado en Les Corts, Pilar Lima, entiende que la necesidad de exigir un nuevo sistema de financiación se presenta también como una oportunidad para analizar el modelo de Estado que se pretende conseguir. Ahora, no obstante, invitan a Ximo Puig a tratar todos estos asuntos con los barones socialistas, ya que “desde Podemos llevamos mucho tiempo diciendo que deben aportar más quienes más tienen”. Esto último relacionado con “competencia desleal” ejercida por Madrid para actuar a modo de “paraíso fiscal”

Por su parte, el portavoz del PSPV-PSOE en el parlamento valenciano, Manolo Mata, rechaza de forma contundente las palabras de la líder de Podemos y les recuerda que “no han descubierto el mundo, ni han luchado por la democracia, ni han logrado la igualdad que existe a día de hoy, ni han inventado la revolución”. Entre otras cosas, sostiene, porque “Podemos no existía hace 40 años”. Asimismo, descarta que desde el PSPV se pretenda acabar con la centralización, sino más bien corregir una “centralización ineficiente”.

Otro de los socios de gobierno, en este caso Compromís, al contrario del “éxito” planteado por Podemos, lamentan que la intervención realizada por Puig en la capital de España no haya tenido suficiente “peso mediático” en los medios de índole nacional. Por ello, reclaman la urgencia de que “los valencianos salgan a las calles a demostrar el hartazgo ante la infrafinanciación que estamos padeciendo”. Al respecto, el síndic socialista descarta la propuesta realizada por el partido nacionalista al entender que “convencer a la gente no es cuestión de montar un espectáculo, un circo o hacer magia”.  

Sobre la “podemización” del presidente de la Generalitat, el líder de los populares en la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, se ha mostrado contundente ante tal posibilidad: “que dios nos pille confesados”. Sin embargo, considera que el proceso político que ha ido viendo en el jefe del Consell estos tiempos “hace que no discrepe demasiado con lo que aseguran desde Podemos”, y finaliza: “parece evidente que hay un tipo de cambio en Puig y si Pilar lima hace esas declaraciones no seré yo quien le contradiga”. 

Además, se muestra un “firme defensor” de un sistema de financiación justa y, en consecuencia, cualquier iniciativa “la proponga quien la proponga” a favor de aumentar la presión al Gobierno contará con “el apoyo, aplauso y respaldo de la Comunidad Valenciana”.