| 22 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ximo Puig y Rosa Pérez en un acto de "memoria democrática"
Ximo Puig y Rosa Pérez en un acto de "memoria democrática"

La consellera podemita de Puig acusa a Fraga de ser responsable de asesinatos

“Hace 46 años la policía franquista asesinó 5 obreros en Vitoria. Los responsables: Martín Villa y Fraga”, la última de Rosa Pérez (Unidas Podemos), que ha silenciado las respuestas

| E. M. Edición Valencia

La consellera de Transparencia de la Generalitat Valenciana, Rosa Pérez Garijo, de Unidas Podemos, debe ser que ahora también es juez porque acusa directamente a los ex ministros Manuel Fraga -fudador además del PP- y Rodolfo Martín Villa de ser responsables de asesinatos.

La consellera del gobierno de Ximo Puig ha publicado hoy un comentario sobre los acontecimientos ocurridos en 1976 en plena Transición que Hace 46 años “la policía franquista asesinó 5 obreros en Vitoria. Los responsables Martín Villa y Fraga”. Pese a que Franco ya había muerto, Fraga estaba en Alemania y los hechos no fueron juzgados ni los mencionados declarados culpables, la consellera Rosa Pérez da su particular visión revisionista de la historia.

 

Su partido, Esquerra Unida, también ha compartido el comentario y reproducido la misma acusación. Por cierto, Rosa Pérez ha bloqueado las respuestas a su comentario ¿Por qué? ¿No quiere que le maticen o respondan sus palabras? Las palabras de Pérez forman parte de la campaña de ataque a figuras como Martín Villa por parte de la izquierda, de la que Podemos a intentando vincular con estos hechos.

 

Rosa Pérez, que tiene una conselleria en el gobierno de Puig dedicada casi exclusivamente a subvencionar entidades y actividades de la llamada memoria histórica, ha estado envuelta en otras polémicas, como su participación en manifestación independentistas catalanistas o menospreciar la bandera de España llamándola “aberración” y “franquista”.