| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sandrá Gómez, Joan Ribó y Sergi Campillo
Sandrá Gómez, Joan Ribó y Sergi Campillo

PSPV y Compromís vuelven de vacaciones a la gresca: de la tasa a los mercados

Al gobierno de Joan Ribó parece que el descanso estival no les ha servido para limar asperezas y venir relajados: siguen a la bronca continua, y pública, que augura un curso de discrepancias

| E. M. Edición Valencia

Se fueron de gresca y vuelven de gresca. Las vacaciones de verano no han servido para que Compromís y PSOE, integrantes del gobierno municipal de Valencia que preside el alcalde Joan Ribó, se relajen y vuelvan con una actitud de limar asperezas. No ha llegado aún septiembre, con la actividad municipal a medio gas todavía, y los concejales de ambos partidos ya han protagonizado varios enfrentamientos a cuenta de la tasa turística o de la venta directa de productos agrícolas.

Broncas entre concejales que, además, airean públicamente a través de indirectas, contestaciones y correcciones entre ellos en las redes sociales o en programas de debate de televisión -las indirectas y zascas entre el vicealcalde Sergi Campillo de Compromís y el concejal de Hacienda, el socialista Borja San Juan, en Twitter o en El Faro son un clásico- y donde parece que en los meses que quedan hasta las elecciones de mayo de 2023 no va a cambiar mucho la cosa.

La tasa turística, motivo de enfrentamiento entre el PSPV y Compromís a nivel autonómico, donde los de Ximo Puig se han tragado el sapo y se resignan a que cada ayuntamiento haga lo que quiera con su aplicación, se traslada al Ayuntamiento de Valencia, donde Joan Ribó quiere sí o sí aplicarla para resignación de la vicealcaldesa Sandra Gómez que ve como la mayoría de alcaldes del PSPV de la Comunitat Valenciana no van a asumirla.

 

Sandra Gómez se sacó esta semana de la manga una solución salomónica para aplicar la tasa turística en Valencia como exige Compromís y no cabrear al sector turístico, con el que el PSPV cultiva buenas relaciones -Puig acaba de firmar un convenio con Hosbec-: cobrarla solo a cruceros y apartamentos turísticos. Pero su propuesta fue en seguida despreciada públicamente por Sergi Campillo y el resto de Compromís, augurando más rifirrafes en el futuro.

Y junto a la tasa, surge otro motivo de discordia a raíz de una de las principales propuestas de Compromís: la venta directa de productos agrícolas en zonas de Valencia. Este tema genera mucho rechazo en los vendedores de mercados municipales y argumentos a la oposición, que lo consideran una competencia desleal, y Sandra Gómez se sacó otra solución que corrige a sus socios: hacer esa venta en zonas donde no haya mercado. Pero Compromís no está dispuesto a cambiar su propuesta, que incluye la venta directa en zonas como el Mercado de Colón. Todo esto y aún no estamos en septiembre a pleno rendimiento… se prevé otro curso de gresca.