24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ximo Puig y el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés.

El sucesor de Puig en Morella: sueldazo de 5.200€ para rematar 2020

Rhamsés Ripollés, alcalde de Morella, y su equipo se llevan en diciembre 11.000 euros mientras el ayuntamiento tiene 300.000 euros en facturas sin pagar.

| E. M. Edición Valencia

El alcalde de Morella, el socialista Rhamsés Ripollés -el alcalde que dejó Ximo Puig de sucesor- y dos de sus concejales han cerrado el ejercicio de 2020 cobrando 11.000 euros en concepto de sueldos. El alcalde cobró en diciembre 5.285,72 euros y los otros dos ediles con dedicación exclusiva, 2.857,14 euros respectivamente. Sin embargo, el Ayuntamiento acumula 300.000 euros en facturas sin pagar.

El ingreso de la nómina en las cuentas bancarias del equipo de gobierno socialista se produce sin retrasos pese a que hay proveedores que desde el año 2018 están esperando a cobrar por los servicios que prestaron. Una circunstancia “fuera de toda lógica, porque el PSOE debería primero pagar a quienes prestan servicios y una vez tramitado el pago, cobrar por su gestión al frente del consistorio”.

Jesús Lecha, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Morella, ha cuestionado que el alcalde de Morella “no se avergüence de adeudar más de 300.000 euros en facturas pendientes, algunas de ellas del año 2018”. “Si hay dinero para pagar nóminas también debería haberlo para pagar a las empresas, comercios y autónomos que han trabajado para el municipio”. 

Sin embargo, lamenta el concejal, “parece que al PSOE le importa más ingresar la asignación económica que en 2019 decidieron subirse que cumplir con las obligaciones fiscales que han contraído con terceros”. Uno de los motivos por los que el PP no apoyó los presupuestos para este ejercicio ha sido precisamente las facturas que el PSOE acumula en el cajón desde hace años. “No se entiende que en Morella los políticos se dediquen a subirse los sueldos, los vecinos se sometan a una subida de impuestos y los autónomos, empresas y comercios que trabajan con el consistorio sufran las deudas de un PSOE que solo tiene dinero pero solo para garantizar el ingreso de su nómina”.